Semana del Corazón: “Hay cambios que hacen la diferencia”

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

La Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular lanza la 26ª Semana del Corazón en Uruguay que se celebra del 25 de setiembre al 1° de octubre, la campaña nacional tiene como objetivo sensibilizar e informar sobre las enfermedades cardiovasculares y fomentar hábitos saludables.

Se estima que las acciones enfocadas a promover estilos de vida saludables harían posible evitar al menos un 80% de las enfermedades cardiovasculares a nivel mundial. Las actividades en torno a la Semana del Corazón se enfocan en acciones de prevención de las enfermedades cardiovasculares, principal componente de las Enfermedades No Transmisibles (ENT).

Resultado de imagen para semana del coraz{on

El lema de este año es Hay cambios que hacen la diferencia

  • Alimentá tu corazón
  • Mové tu corazón
  • Protegé tu corazón, no al tabaco
  • Cuidá tu corazón, evitá el consumo de alcohol

Se invita a realizar cambios concretos, incorporar nuevas conductas, mejorar otras y buscar motivaciones personales para tomar decisiones a favor de tu bienestar y el de tu familia. Pueden ser pequeños y sencillos cambios para incorporar a nuestra rutina o decisiones que requieran mucho esfuerzo, sacrificio y ayuda. El corazón es el motor de tu vida, de tus actividades, te permite reír, disfrutar, cuidarte y cuidar a los demás. Que la Semana del Corazón sea una oportunidad para iniciar esa acción que nuestro corazón está necesitando.

¿Qué puedo cambiar?

  • Comenzar el día con una fruta.
  • Reducir el consumo de sal y alimentos con mucho sodio comiendo menos productos envasados, fiambres y embutidos.
  • Aumentar el consumo de agua limitando el consumo de bebidas azucaradas (refrescos y jugos).
  • Hacer que nuestras comidas tengan más colores, incluyendo frutas y verduras en todas las recetas.
  • Abandonar el tabaco, dejar de fumar es posible.
  • Evitar el consumo de alcohol.
  • Moverse más todos los días, de la forma que más te guste, en tus actividades habituales.
  • Controlar el peso, evitar el sobrepeso.
  • Conocer tus números: presión arterial, colesterol e Índice de Masa Corporal. Realizar los controles periódicos, ajustar tratamientos.

Aunque algunos parezcan pequeños, estos cambios son grandes pasos a favor de nuestra salud que realmente hacen la diferencia.
Comenzá esos cambios y compartilos, podés inspirar a otros.  

Fuente: Cardio Salud