Vitamina C para la piel y la cara

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

La vitamina C para la piel tiene una función antienvejecimiento muy apreciada entre los expertos para su cuidado. Queremos compartirles cómo pueden incorporar este ingrediente antioxidante en sus rutinas de cuidado de la piel.

Los beneficios de la vitamina C incluyen la protección contra las deficiencias del sistema inmunológico, enfermedades cardiovasculares, enfermedades oculares e incluso las arrugas de la piel.

Es esencial para numerosas funciones como la producción de colágeno, que ayuda a hacer la piel firme, flexible y saludable, mejora los signos del envejecimiento y fortalece el crecimiento de las uñas. La mejor manera de experimentar los beneficios es mediante el uso sobre la piel que puede aumentar significativamente la concentración y aumentar los efectos.

Uno de los principales beneficios de la vitamina C son algunos antioxidantes que usted puede obtener de ella. Éstos protegen las células de los radicales libres, por lo que se desarrollan y reparan sin anomalías. Esto es esencial para las células de la piel, que son dañadas diariamente por la exposición al sol. Los radicales libres causan los signos de envejecimiento y producen manchas oscuras en la piel pudiendo dañar el colágeno apareciendo arrugas, marcas oscuras y problemas de pigmentación.

La vitamina C puede reparar parte del daño a las capas inferiores de la piel después de la exposición al sol. Los antioxidantes lucharán contra los radicales libres que atacarán a las células dañadas mientras se reparan y crecen de nuevo. También notará que el enrojecimiento de las quemaduras se reduce, la curación puede producirse más rápido y es posible que se formen menos cicatrices a largo plazo. Esto se debe a la mejor producción de colágeno, que ayuda a mejorar la apariencia y flexibilidad de la piel.

Tipos de Vitamina C para la piel

Hay muchas formas de vitamina C, y muchas de ellas son ideales para la piel ya que tienen potentes beneficios antioxidantes y antienvejecimiento que ayudan a mitigar los problemas antes y después de que ocurran.

Ácido ascórbico

El ácido ascórbico tiene la mayor cantidad de investigación y es la forma de vitamina C que se encuentra con más frecuencia en los productos. Tiene 15-20% más antioxidantes que otras formas de vitamina C probadas.

Ayuda a crear una piel de aspecto más joven y firme, mientras que los signos de tono de piel desigual y manchas parecen desaparecer. También ayuda a la superficie de la piel a defenderse de los factores externos de la exposición a los elementos.

Otras formas de vitamina C

Hay otras formas que también tienen mucha investigación que demuestra su eficacia como el fosfato de ascorbilo sódico, el palmitato de ascorbilo, el ascorbato de retinilo, el ascorbato de tetrahexidecilo o el ascorbilfosfato de magnesio. Todos estos son eficaces cuando se incluyen en una crema hidratante, suero o tónico.

Cómo usar la vitamina C en la piel

La mejor manera de utilizarla es en una crema o una hidratante. También puede añadir vitamina C a sus cremas de noche o hidratantes si lo desea ya que se absorbe fácilmente en la piel.

Otra opción es lavarse con un exfoliante de vitamina C. Usted puede hacer el suyo propio usando sólo medio limón y agregando un poco de azúcar o sal sobre la parte superior. Esta es una gran manera de exfoliar naturalmente para ayudar a su piel a absorber más vitamina C regularmente. No lo haga frecuentemente ya que su piel no siempre necesita exfoliación y será mejor mezclarla con una crema hidratante con vitamina C.

La ingesta adecuada de vitamina C también puede ayudar a reparar y prevenir la piel seca.

 

PeriodicoSalud / Farmanuario.