niños celulares y pantallas

Uso excesivo de pantallas asociado a alteración del estado emocional en preescolares

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

El objetivo de este estudio fue investigar la relación entre el tiempo de uso de pantallas y la regulación emocional, que afecta las relaciones sociales de los niños de 2 a 5 años.

En los últimos años y específicamente en el 2020/2021 por la pandemia por COVID-19, el uso de las pantallas se ha vuelto algo rutinario y para los niños preescolares, el uso de pantallas no sólo implica ver televisión, sino también usar computadoras y dispositivos móviles.

Según las recomendaciones de la Academia Estadounidense de Pediatría, los niños menores de 2 años no deben estar expuestos a pantallas, y un uso de pantallas de 1 hora o más al día se considera excesivo para los niños de entre 2 y 5 años. Además, se debe limitar el uso de los medios digitales en los niños durante las comidas o una hora antes de acostarse, para que puedan crecer y desarrollarse correctamente.

Durante la crisis de la COVID-19, se suele permitir un mayor uso de pantallas para entretenimiento.

El uso excesivo de pantallas está asociado con labilidad emocional en niños preescolares. También se recomienda que estas no ocupen la mayor parte de las horas de vigilia de los niños ni interfieran en el sueño.

Investigación y resultados:

Estudio descriptivo transversal en un hospital universitario del 1.º de enero al 1.º de marzo de 2018. Se incluyó a madres de niños sanos de 2 a 5 años con un uso de pantallas inferior a 1 hora o superior a 4 horas. A quienes aceptaron participar se les administró una encuesta estructurada y la Emotion Regulation Checklist para padres.

De los 240 niños participantes, 98 (el 40,8 %) tenían un uso de pantallas ≥ 4 horas.
Ser cuidado por la madre, tener 12 meses o más durante la primera exposición y no estar acompañado por los padres al usarlas se asociaron con ≥ 4 horas de uso de pantallas (p = 0,002; p = 0,002; p = 0,012, respectivamente). La proporción de participantes con una puntuación alta de labilidad/negatividad (L/N) fue significativamente mayor entre los niños con≥4 horas de uso de pantallas y que no estaban  acompañados por sus padres al usarlas (p=0,004; p = 0,033, respectivamente).

En este estudio, donde se investigó la relación entre las habilidades de regulación emocional y el uso de pantallas, se observó que un uso excesivo de pantallas se asocia con labilidad emocional durante esta etapa temprana de la infancia.

IntraMed / Tendencias en Medicina.