Una aplicación contra la infección de oídos en los niños

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

Una aplicación para celulares permite detectar, con un 85 % de probabilidad de acierto, la acumulación de líquido detrás del tímpano asociada a las infecciones auditivas, usando un móvil con un pequeño embudo de papel que se coloca en el oído de los niños.

Investigadores de la Universidad de Washington (UW) han encontrado la manera de que un “Smartphone” se utilice para detectar la infección en los oídos de los niños.

Las infecciones surgen cuando el líquido se acumula en el oído medio detrás del tímpano y se infecta, siendo común también en otra afección llamada otitis media con derrame, que provoca dolor y dificultad de audición.

Ambas condiciones son difíciles de diagnosticar porque sus síntomas son comunes a otras enfermedades. Los niños pequeños pueden tirarse de sus orejas o tener fiebre, o bien ser asintomáticos, por lo que bebés y niños de escasa edad son incapaces de describir dónde les duele.

Los investigadores han desarrollado una aplicación capaz de detectar el fluido detrás del tímpano, utilizando un trozo de papel con forma de embudo, cuya parte ancha se coloca cubriendo el micrófono y el altavoz de un teléfono inteligente, y cuyo vértice se introduce en el oído infantil.

El ‘smartphone’ emite suaves chirridos audibles que llegan al oído a través del pequeño embudo de papel y, dependiendo de cómo sea su reflejo al rebotar en el tímpano, captado por el celular, la aplicación determina la presencia de líquido.

Herramienta sencilla con un gran impacto

La tecnología solo requiere de un pedazo de papel y la ‘app’ diseñada, pero puede tener un gran impacto en los padres y los proveedores de atención médica en regiones con recursos limitados.

Una vez diagnosticadas, las infecciones de oído pueden tratarse fácilmente mediante antibióticos o su observación, ya que algunas infecciones de oído desaparecen sin tratamiento, en tanto que el fluido persistente puede ser controlado o drenado por un médico para aliviar los síntomas de dolor o pérdida de audición.

El embudo está hecho con un trozo de papel común, que un médico o un padre pueden cortar y doblar, y se utiliza apoyándolo con suavidad en el oído externo, para que guíe las ondas de sonido dentro y fuera del canal auditivo.

La idea es que sean los padres quienes lo usen

Para probar, ajustar y entrenar el programa informático el equipo de investigadores examinó con este sistema a 53 niños de entre 18 meses y 17 años de edad, en el Hospital de Niños de Seattle (SCH, en inglés), así como otros quince oídos de niños menores de entre 9 y 18 meses de edad.

Los investigadores quieren que esta tecnología pueda usarse en el hogar, para lo cual capacitaron a un grupo de padres tanto en el corte y doblado de los embudos de papel, como en el examen de los oídos de los niños, quienes detectaron con éxito la presencia o ausencia de acumulación de líquido tras el tímpano.

El equipo probó la ‘app’ en distintos teléfonos inteligentes y usó diferentes tipos de papel para hacer el embudo, con resultados consistentes en todos los casos, y anunció que comercializará esta tecnología a través de una empresa vinculada a la Universidad.

En la evaluación hicieron que los padres probaran la aplicación en el oído de sus hijos después de una breve demostración de médicos capacitados.

En 24 de los 25 oídos revisados, los padres obtuvieron resultados idénticos a los de los médicos, lo que demuestra que esta tecnología es accesible para un público amplio.

Se prevé que sea aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) estadounidense para finales de 2019.

 

EFE Salud / Farmanuario.