Un embrión sintético permitirá estudiar la gestación y crear órganos

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

Un embrión sintético creado con células de la piel de ratones permitirá disponer de un modelo para estudiar el desarrollo de los primeros días del embarazo y facilitar la creación de tejidos y órganos para trasplantes.

El equipo de investigación del Laboratorio de Expresión Genética del Instituto Salk en California, en colaboración con el Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, han creado un embrión sintético utilizando células de la piel de ratones adultos, que han cultivado en el laboratorio para que se conviertan en células madre pluripotentes o iPS, que tienen la capacidad de transformarse en cualquier tipo de tejido.

Se trata de una estructura similar a un blastocisto –que es como se denomina al embrión cuando tiene cinco o seis días de vida y cuenta con alrededor de 200 células–, a la que estos científicos se refieren como embrión sintético, embrión artificial o blastoide, y que permitirá estudiar las primeras fases del desarrollo embrionario.

Estudiar la primera fase del embarazo y crear órganos para trasplantes

Los resultados del estudio, que se han publicado en la revista Cell, pueden tener importantes aplicaciones médicas, como ayudar a comprender los factores que influyen en la infertilidad o en los abortos, y también en algunas enfermedades que se desarrollan en la edad adulta, pero cuyo origen puede estar determinado por la forma en la que se organizan las células en los primeros días tras la concepción.

Estos blastoides no pueden dar lugar a embriones funcionales porque las células se multiplican de forma desordenada, generando un tejido inviable cuando se implantan en el útero de una hembra de ratón, pero los científicos que los han diseñado están trabajando para mejorar la técnica y crear embriones artificiales con la capacidad de seguir desarrollándose hasta las etapas en las que se forman los órganos, lo que permitiría utilizarlos para producirlos para el trasplante de órganos.

Si estos experimentos se realizan con células humanas generarán preocupaciones éticas, pero la creación de un embrión totalmente funcional es una posibilidad todavía muy lejana, incluso en ratones.

 

Web Consultas / Tendencias en Medicina.