Tratamientos de Dermatología y Dermoestética

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

Piel y calidad de vida

Actualmente la Dermatología dispone de una amplia variedad de procedimientos para mejorar la piel, ya que los avances tecnológicos han revolucionado estas posibilidades. Así por ejemplo, es posible disminuir sustancialmente las arrugas, cicatrices y distintos tipos de manchas gracias a la utilización de fuentes de luz, tales como láser y luz pulsada intensa, que han tenido un aumento vertiginoso en los últimos 20 años.

También es posible eliminar la adiposidad localizada y mejorar la flaccidez cutánea con técnicas dermoestéticas. Gracias a las ondas de radiofrecuencia de alta potencia se logra tensar la piel, debido a la neo formación de colágeno dérmico inducido por el calor generado por esta tecnología.

La correcta selección de la tecnología específica para los requerimientos de cada paciente en particular es la mejor herramienta para mejorar el aspecto y la calidad de vida de nuestros pacientes.

La piel tiene una gran connotación psicológica, al verse mejor, la autoestima aumenta y con esto la seguridad para desempeñarse frente a todos los aspectos de la vida.

En varios estudios se demuestran como la realización de procedimientos estéticos mínimamente invasivos, por ejemplo toxina botulínica y aplicación de ácido hialurónico, mejora la autoestima.

La Dermatología es una de las especialidades médicas que ha sufrido mayor demanda en los últimos años, no solamente en consultas por patologías cutáneas que vienen en ascenso, sino también por prevención y mejoría de los signos de envejecimiento cutáneo. La gran demanda por parte de los pacientes, ha producido un incremento en la formación estética de los dermatólogos.

En muchas ocasiones es difícil delimitar lo estético de lo clínico y muchos especialistas trabajan simultáneamente ambas ramas.

Técnicas especializadas

En la práctica diaria se cuenta actualmente con una amplia variedad de técnicas para mejorar la piel que van desde las más básicas como dermoabrasión hasta técnicas modernas y revolucionarias como el láser fraccionado. Este último ha revolucionado las posibilidades de mejorar la calidad cutánea con mínimos tiempos de recuperación.

Las técnicas que pueden ser utilizadas en nuestra práctica diaria son variadas, se clasifican en:

  • técnicas quirúrgicas
  • técnicas exfoliativas
  • técnicas infiltrativas

Dentro de las técnicas quirúrgicas contamos con la cirugía dermatológica convencional, criocirugía y la electrocirugía, avocadas principalmente a la excéresis de lesiones.

Las técnicas de exfoliación son utilizadas con el fin de lograr un recambio cutáneo rápido mejorando así la textura y luminosidad. Estas exfoliaciones pueden ser:

  • químicas (con ácidos) o
  • mecánicas (con puntas de cristales).
Rellenos cutáneos

Otra de las técnicas infiltrativas ampliamente utilizada son los rellenos cutáneos. El más común hoy en día es el ácido hialurónico, ya que colocados de manera correcta casi no presentan efectos adversos.

Existen varias presentaciones de ácido hialurónico, los más reticulados y densos para generar volumen facial ya sea en surcos o depresiones del rostro; otros de menor reticulación o densidad que se utilizan para delineado de labios o pequeñas rítides peribucales o perioculares, también para rellenar cicatrices deprimidas.

Otras formulaciones de hialurónico son las utilizadas para redensificar la piel y mejorar su calidad, el llamado mesolift.luz-pulsada-a-tu-salud

Luz láser y luz pulsada

Otro gran capítulo de la dermatología es la utilización de fuentes de luz, tales como láser y luz pulsada intensa, que constituyen un gran avance en el tratamiento con fines correctivos de afecciones inestéticas y patologías cutáneas y que ha tenido un aumento vertiginoso en los últimos 20 años.

La tecnología láser, ha revolucionado la posibilidad de mejorar la piel. Existen diferentes tipos de láseres cada una para diferentes afecciones cutáneas. Como se señaló, los láseres son equipos emisores de luz que tiene la característica de ser monocromática (una única longitud de onda).

Para conocer más: Tendencias en Medicina Nº48