actividad física

Sigue estos consejos para empezar el año haciendo deporte

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

Enero y septiembre son los meses del año con más inscripciones en los gimnasios. El primero, por ser el mes de los buenos propósitos, y el segundo, por ser el siguiente a unas vacaciones llenas de excesos.

Esta fórmula de apuntarse al gimnasio para obligarse a ir y hacer ejercicio puede funcionar en personas a las que les gusta el deporte y estar activo, ya que les sirve de motivación a lo largo del año, pero a los que no les gusta o no lo practican habitualmente, el planteamiento para tener un estilo de vida más saludable y activo debe ser otro.

Elegir el ejercicio que más se adapte a los gustos de la persona, no esperar resultados inmediatos a corto plazo y disfrutar del proceso son los consejos de los profesionales.

Para comenzar es clave la motivación. Plantearse objetivos es otro consejo. El primer paso para correr una maratón es calzarse unas zapatillas, y dar vuelta la manzana de la casa. Lo ideal es buscar una actividad que alguna vez te haya llamado la atención o llevas tiempo queriendo probar.

Hacerlo en grupo es también otra opción muy motivadora. Los deportes o ejercicios físicos realizados en grupo generan una mayor satisfacción y adherencia que los individuales para las personas que acaban de empezar. Pide ayuda siempre que haya opción a un profesional del ejercicio para guiarte en este proceso y ayudará a hacer los primeros momentos más llevaderos.

Consejos para no dejarlo

Comenzar el año haciendo deporte es el primer paso y el más fácil, el reto está en mantenerlo durante todo el año y para siempre, ya que a medida que pasan los meses la motivación en muchos casos desaparece, dejando paso a la pereza. En este sentido, ¿qué consejos se pueden dar para mantener el hábito los 365 días del año?:

·         No tener prisa. Los atajos no existen y tienen sus riesgos.
 

·         Elegir bien la disciplina o ejercicio.
 

·         Encontrar un buen entrenador que le motive a seguir y le oriente.
 

·         Realizar y valorar los resultados a través de diferentes test y ejercicios en los que la mejora sea patente
 

·         Hacerse una foto del inicio y otras posteriores en las que se comparen los resultados también ayuda. 
 

·         Pesarse, sabiendo que el peso no es grasa ya que muchas veces la gente se obsesiona con la báscula y con un número cuando lo que importa también son los perímetros y los pliegues del cuerpo que van variando.

CuidatePlus / Farmanuario.