Signos de alerta de la pancreatitis aguda y crónica

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

El páncreas es un órgano pequeño, de unos 15 centímetros de longitud, que cumple funciones muy importantes. Cumple un papel primordial, sobre todo, en la digestión de la grasa”. También está implicado en la producción de hormonas, entre las que destaca la insulina.

Una de las enfermedades que lo afectan con más frecuencia es el proceso inflamatorio conocido como pancreatitis, que puede ser aguda o crónica. Ésta provoca habitualmente un dolor abdominal agudo muy intenso, continuo, que generalmente obliga a consultar a un servicio de urgencias. Suele ir acompañado de vómitos y sudoración y. cuando el cuadro es muy grave, puede provocar una respuesta inflamatoria sistémica con fallo multiorgánico.

En cambio, la pancreatitis crónica suele ser un proceso más lento, menos expresivo clínicamente y difícil de diagnosticar, ya que normalmente suele manifestarse como molestias dispépticas (indigestión) inespecíficas o bien permanecer asintomática durante años. Habitualmente se diagnostica en fases avanzadas por síntomas relacionados con la pérdida de función pancreática, como diabetes, desnutrición, diarrea aceitosa (esteatorrea) o dolor abdominal crónico.

La causa más frecuente de pancreatitis aguda está ocasionada por litiasis biliar o colelitiasis (existencia de cálculos o piedras dentro de la vesícula biliar).

El alcohol, enemigo número 1 del páncreas

El alcohol es, precisamente, una de las mayores amenazas de la buena salud pancreática. Hay que ser mucho más estricto con el consumo de alcohol que en el caso del hígado. Se trata de un órgano muy pequeño que, a diferencia del hígado, no tiene ninguna capacidad regenerativa.

En el desarrollo de pancreatitis crónica también influyen, aunque en menor medida que el alcohol, ciertas mutaciones genéticas, enfermedades autoinmunes, alteraciones anatómicas, secuelas de la pancreatitis aguda grave.

La manera más eficaz de prevenir las pancreatitis es evitar el consumo de alimentos ricos en grasas y fritos, evitar el consumo de alcohol o que este sea escaso y puntual.

 

Cuidate Plus / Farmanuario.