primavera

¡Rinitis y conjuntivitis! El lado b de la primavera

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

Con la estación más linda del año, las flores renacen y las temperaturas suben; pero también se acrecientan las alergias y los malestares típicos de esta época. La rinitis y la conjuntivitis son dos de las enfermedades más comunes en primavera, y aquí te contamos algunos consejos para prevenirlas.

El término rinitishace referencia a la inflamación de la mucosa nasal, caracterizada por lacongestión y la secreción nasal, los estornudos y el picor de la nariz, entre otros. Estos síntomas se deben presentar al menos por dos días consecutivos y con una duración mínima de una hora diaria.Cuando esta afección se origina como consecuencia de una alergia hablamos de rinitis alérgica, y puede revertirse espontáneamente o mediante el suministro de medicamentos.

Por otro lado, la conjuntivitis, que a veces acompaña la rinitis, es la inflamación de la conjuntiva, una membrana fina y transparente que recubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. Esta inflamación hace más visibles los vasos sanguíneos, lo que le da a los ojos un color rosado o rojizo, acompañado de lagrimeo, picazón o ardor, sensación de arena y lagañas en los párpados o las pestañas.Una causa frecuente de conjuntivitis son también las alergias ocasionadas por irritantes oculares como el polen, el polvo y la caspa animal.

En cuanto al tratamientopara combatir ambas enfermedades, se sugiere evitar la exposición de alérgenos y contaminantes, antialérgicos, corticoides y otros antiinflamatorios.Entre los medicamentos más clásicos, se encuentran los antihistamínicos, comúnmente conocidos como antialérgicos, ya que mejoran los síntomas de la rinitis, tanto en adultos como en niños, incluyendo la rinorrea, los estornudos, el picor nasal y los síntomas oculares, aunque son menos efectivos en la obstrucción nasal.Los corticoides intranasales son antinflamatorios muy potentes y eficaces en el tratamiento de la rinitis alérgica y no alérgica; mientras que los descongestionantes nasales son eficaces durante un corto período de tiempo, ya que luego de cinco días pueden desencadenar una rinitis medicamentosa y aumentar los síntomas.

Consejos para evitar la rinitis y la conjuntivitis alérgicas

Además de tomar los medicamentos indicados de forma regular y en dosis recomendadas, y usar gotas lubricantes en los ojos para evitar el rascado, existen ciertas medidas de control ambiental destinadas a evitar el crecimiento de los ácaros y disminuir la presencia de alérgenos que irritan de las vías respiratorias. Idealmente, deben abarcar toda la casa priorizando los dormitorios de los individuos afectados.

-Ventilar las habitaciones con frecuencia.

-Limpiar mobiliario, paredes y suelos, y evitar los tapizados. Las persianas deben ser exteriores.

– Retirar peluches, almohadones y muñecos de trapo. Los juguetes deben ser lavables.

– Quitar los libros del dormitorio; preferentemente, colocar en vitrinas cerradas.

– Tener colchón y almohada de gomaespuma con funda plástica. Las fundas y la almohada deben lavarse regularmente, y el colchón sacudirse, ventilarse y aspirarse.

– Evitar las literas o cuchetas, de lo contrario la persona alérgica debe dormir en la de arriba.

-Evitar alfombras, moquetas y cortinas, especialmente las gruesas.

– Evitar lana y plumas en mantas, colchas y sábanas (se sugieren materiales de fibra o algodón).Lavar a temperatura igual o mayor de 60º. No tenderlas al aire libre.

-Evitar las plantas dentro del hogar,ya que favorecen el crecimiento de los ácaros y porque su polen puede ser alergénico.

-Evitar la exposición a insecticidas, ambientadores, aerosoles, barnices, pinturas, y aparatos emisores de ozono.

– Evitar fumar en el interior.

-Evitar barrer o aspirar con un aspirador normal en presencia de la persona alérgica. Se debe limpiar con un paño húmedo.

 

Hola Salud / Farmanuario.