Riesgo de infección por listeria: Medidas de prevención

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

Ante el aumento de notificación de casos de listeriosis, el Ministerio de Salud recuerda que la misma es una infección causada por la ingestión de alimentos contaminados con la bacteria Listeria monocytogenes.

El riesgo de contraer enfermedades transmitidas por alimentos se puede reducir tomando en cuenta las siguientes recomendaciones de preparación y consumo:

  • Cocinar completamente los alimentos crudos de origen animal, como carne vacuna, pescado, pollo o cerdo.
  • Lavar minuciosamente los vegetales y frutas crudos con agua potable antes de consumirlos. Se recomienda después del lavado, sumergirlos por 15 minutos en agua potable con el agregado de 1 cucharada de hipoclorito de sodio por cada 5 Litros de agua (aguas cloradas de uso doméstico habitual). Luego realizar un enjuague enérgico.
  • Separar en el momento de preparar y de almacenar los alimentos, las carnes crudas de los vegetales, de los alimentos cocidos y de los que vienen listos para consumir.
  • Lavarse las manos y lave los utensilios (cuchillos y tablas) después de manipular alimentos crudos.
  • Consumir los alimentos perecederos y los listos para consumir lo más rápido posible después de adquirirlos y siempre antes de la fecha de expiración.
  • Evitar consumir leche sin pasteurizar y otros alimentos hechos con este tipo de leche como yogurt y queso.

Algunas personas tienen mayor riesgo de adquirir estas infecciones como es el caso de personas con verduras300_200inmunodeficiencias, mujeres embarazadas y niños prematuros.

Especialmente en estos casos se debe evitar consumir:

  • Carne roja o de ave cruda o poco cocida.
  • Verduras frescas sin lavar, como lechuga o ensaladas.
  • Jugos de frutas envasados sin pasteurizar.
  • Pescado y mariscos crudos o parcialmente cocidos (como ostras, almejas, mejillones, vieiras, camarones y cangrejos) y sus jugos.
  • Leche sin pasteurizar (cruda) y los productos preparados con leche cruda, como yogur y queso.
  • Panchos y carnes frías deben calentarse a altas temperaturas (hasta que la carne emita vapor caliente). Especial cuidado con los fiambres de origen desconocido.

Al manipular los alimentos:

  • Evitar que los líquidos de los paquetes que contienen panchos, carnes frías o fiambres entren en contacto con otros alimentos, utensilios y superficies donde los mismos se preparan.
  • Lavarse las manos después de manipular panchos, carnes frías y fiambres.

Los síntomas de las enfermedades transmitidas por los alimentos aparecen en general de 12 a 72 horas después de comer los alimentos contaminados, pero pueden ocurrir entre 30 minutos y 4 semanas después.

Entre los síntomas se encuentran:

  • Náuseas,
  • vómitos,
  • diarrea (puede tener sangre),
  • fiebre,
  • dolor abdominal,
  • dolor de cabeza y
  • dolor de cuerpo

Lo leyó en Farmanuario