insectos

Recomendaciones sobre el uso de repelentes en niños

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

Durante los meses estivales y las vacaciones las picaduras de insectos se convierten en una molestia cotidiana y sobre todo en los más pequeños, que están expuestos al aire libre haciendo actividades y se convierten en el blanco perfecto para sufrir picaduras de instectos. La Asociación Española de Pediatría recomienda el uso de los repelentes a partir de los 2 años de edad. En bebés menores de 2 meses, no es aconsejable y se debería evitar en niños menores de 2 años.

En opinión de la Asociación Española de Pediatría, los dispositivos electrónicos que emiten sonidos y las pulseras impregnadas en repelente no han demostrado ninguna eficacia fiable por lo que no deberían servir de sustituto al mosquitero.

A continuación alguna sugerencias del uso de repelentes y cómo aplicarlo en niños

  • Proteger la cuna o cochecito del bebé con redecillas protectoras para mosquitos cuando permanezca en exteriores.
  • Cuando se usa repelente en un niño, el adulto debe aplicarlo en sus propias manos y después extenderlo sobre la piel del niño. Evitar aplicarlo en los ojos y boca del niño y usar cuidadosamente alrededor de sus oídos.
  • No aplicar el repelente en las manos de los niños (los niños podrían poner sus manos en sus bocas).
  • No permitir que los niños pequeños se apliquen ellos mismos el repelente.
  • No utilizar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación. Aceite de citronella Es un extracto de los derivados terpénicos presentes en distintas especies vegetales (citronella de Ceilán y citronella de Java).
  • Si le vas a poner protector solar, aplícaselo primero y luego el repelente. No es necesario repetir la aplicación como con la crema solar.
  • La piel cubierta por ropa está protegida, no necesita repelente.

Otras medidas de prevención de picaduras por mosquitos en niños:

Vestimenta: Utilizar ropa de manga larga y pantalones largos (de color claro) siempre que el niño se encuentre en el exterior, a fin de cubrir las zonas expuestas.

Elementos de protección ambiental en el hogar:

  • Barrera mecánica: Utilizar tul sobre las cunas, y además en las camas si la vivienda no cuenta con mosquiteros en aberturas (ventanas y puerta al exterior).
  • Químicos: Repelente de insectos ambiental (los que se enchufan contienen un piretroide) a no menos de 1,5 metros de donde se encuentra el bebé.

Mantener el repelente fuera del alcance de los más pequeños.

 

Asociación Española de Pediatría / Healthy Children / Guía del niño.