¿Radiología, Tomografía o Resonancia Magnética?

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

¿Para qué sirve cada equipo?

Las características de los equipamientos utilizados actualmente en Imagenología han sido detalladas  por el Dr. Luis Dibarboure, Profesor del Departamento Clínico de Imagenología del Hospital de Clínicas de Montevideo, Uruguay, en su artículo sobre Imagenología publicado en Tendencias en Medicina,

Radiología

Los equipos de radiología general pueden ser analógicos, digitales directos o secundariamente digitalizados (digitales indirectos).

Los equipos digitales directos (DR) sustituyen los chasis y películas radiográficas por un sistema de detector, similar a los usados en tomografía computada.

Los equipos secundariamente digitalizados (CR, Computed Radiography), mantienen el equipo radiológico convencional y sustituyen los chasis por chasis especiales, con una lámina de fósforo fotoestimulable, que luego de adquirir la imagen deben ser insertos en una máquina lectora (CR), que convierte la imagen en digital. Posteriormente la imagen obtenida puede ser enviada al PACS y de ahí a la red del Hospital o ser impresa en impresora láser.

 

Tomografía computada

Los equipos de tomografía computada de uso habitual son helicoidales. Son llamados así porque el tubo de rayos X que se encuentra en el interior del equipo al emitir los fotones gira permanentemente en forma simultánea con el desplazamiento de la camilla, adquiriendo el haz de rayos X una forma de hélice alrededor del paciente. Los rayos X inciden en detectores que convierten la información en digital.

Desde fines de la década del 90 existen los equipos llamados multidetectores, en los cuales los rayos inciden en 4, 8, 16, 64, 128 o 320 filas de detectores. Esto determina mayor rapidez de los estudios, optimización del uso de contraste, minimización de artefactos de la imagen generados por movimientos o incluso por los latidos cardíacos, permitiendo estudiar el corazón.

Resonancia Magnética

Los equipos de Resonancia Magnética de uso habitual son de 1.5 Teslas, lo que hace referencia a la intensidad del campo magnético. El teslaje de cada equipo es uno de los componentes que determinan las características propias del equipo y sus posibilidades pero no es el único. Los gradientes, las secuencias y software adquiridos con el equipo y las bobinas adecuadas para las diferentes regiones determinan la configuración final.

Los equipos de Resonancia denominados de bajo campo (usualmente hasta 0.5 teslas), son equipos abiertos, mejor tolerados por los pacientes en cuanto a menor sensación de encierro, pero tienen posibilidades diagnósticas más limitadas que los anteriores.

Los equipos de Resonancia tienen restricción de uso en pacientes que tienen elementos metálicos ferromagnéticos, dado la posibilidad de desplazamiento y de aumento de temperatura con el consiguiente daño para el paciente (ej.: marcapasos, cardiodesfibriladores, implante coclear, prótesis valvular).

Cada vez más frecuentemente los implantes metálicos de uso médico son RM compatibles, por lo tanto lo más adecuado es que el médico prescriptor de un estudio de resonancia magnética realice la pesquisa inicial y consigne en la solicitud exactamente la marca y el modelo del implante. Es entonces responsabilidad del Servicio de imagen determinar la posibilidad o no de realizar el estudio.

Dado que los equipos de alto campo son permanentes (o sea que la intensidad del campo magnético permanece estable, estando o no en funcionamiento), generan algunos riesgos a los trabajadores o al resto del personal que accidentalmente pueda ingresar dentro del magneto. Puede producirse lo que se llama “efecto misil”, que es la atracción en forma violenta de un material ferromagnético (balón de oxígeno, silla o camilla no compatibles) hacia el magneto, pudiendo causar accidentes graves si se interpone una persona. Es por eso que los resonadores tienen áreas de circulación restringida y que en la coordinación de los pacientes para resonancia se hace una encuesta exhaustiva para descartar la presencia de metales “no compatibles”.

Tendencias en Medicina