Quimioterapia a domicilio: beneficios de una nueva tendencia

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

La hospitalización a domicilio es un modelo asistencial eficaz, seguro, y satisfactorio para pacientes y familiares. Entre sus ventajas se encuentran la mejora en la calidad de vida al poder disfrutar de la comodidad, intimidad y efecto terapéutico que proporciona el hogar.

Para cuidadores y familiares permite reducir el tiempo que invierten en desplazamientos y acompañamientos. Cada vez es mayor el número de pacientes que son atendidos en hospitalización a domicilio y cada vez son más complejos los tratamientos y técnicas que se realizan en el entorno domiciliario. Para ello, es necesario contar con personal cualificado y elaborar estrategias de coordinación entre las diferentes unidades y profesionales que intervienen en el proceso asistencial.

El tratamiento con quimioterapia que hace unos años fue centralizado hacia “hospitales de día” en Sanatorios y Hospitales, ahora tiende a priviliegiarse como una nueva prestación de atención ambulatorio.  El Hospital Universitario de Torrejón ha incorporado la quimioterapia a domicilio  para pacientes que sufren síndrome mielodisplásico y leucemia mieloide aguda. Este tipo de tratamiento se administra una vez al día en ciclos de cinco a siete días una vez al mes, lo que obliga el traslado a diario hasta el hospital. “Existen pacientes que por su enfermedad o situación personal cuentan con mayores dificultades para el traslado desde su domicilio. Por ello, desde el Hospital estudiamos la posibilidad de a los pacientes más vulnerables ofrecerle la posibilidad de recibir el tratamiento en su propio domicilio”, señala Manuel Mirón, jefe de Servicio de Hospitalización a Domicilio del Hospital de Torrejón.

La puesta en marcha de la administración de quimioterapia a domicilio supone una adecuada formación del personal. Además, es necesaria la colaboración entre distintos servicios, en este caso Hematología, Farmacia e internación domiciliaria, así como, la creación de protocolos de actuación en caso de derrame o efecto adverso farmacológico.

Mirón explica que “tanto la manipulación como la gestión de los residuos deben hacerse en base a las más estrictas normas de seguridad. Además, las condiciones de transporte del fármaco desde el hospital hasta el domicilio exigen un control minucioso de la temperatura que debe ser monitorizado en todo momento. En nuestro caso, realizamos actividades formativas para familiarizarnos con las características y técnicas de administración del fármaco y se ha elaborado un circuito asistencial. Finalmente recibimos formación para comunicar cualquier efecto adverso a través de los canales disponibles a tal efecto”.

La Unidad de Hospitalización a Domicilio funciona los 365 días del año, esta  circunstancia es especialmente útil para los pacientes que necesitan tratamiento los siete días de la semana, ya que el hospital de día permanece cerrado los fines de semana y festivos. Gracias a la iniciativa que hemos desarrollado hemos conseguido realizar tratamientos completos de siete días a pacientes que hasta ahora tenían que fraccionar el ciclo de tratamiento (de lunes a viernes, y lunes y martes de la semana siguiente), con el consiguiente riesgo de pérdida de eficacia.

Para acceder a la Unidad de Hospitalización a Domicilio los pacientes tienen que cumplir una serie de requisitos, estabilidad clínica, diagnóstico confirmado, contar con la presencia de algún acompañante y pertenecer al área de cobertura del Hospital Universitario de Torrejón, entre otros. La UHD del Hospital de Torrejón está integrada por dos médicos y cuatro enfermeras, y la capacidad máxima de asistencia alcanza los 21 pacientes al día.

Acta Sanitaria/Farmanuario