¿Qué es la bulimia nerviosa?

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

La bulimia nerviosa, comúnmente denominada bulimia, es un trastorno alimentario grave y potencialmente fatal. Es posible que las personas con bulimia tengan en secreto episodios donde coman grandes cantidades de alimentos y pierdan el control de su alimentación, y luego vomiten, para tratar de deshacerse de las calorías adicionales de forma no saludable.

Para deshacerse de las calorías y evitar aumentar de peso, las personas con bulimia pueden usar distintos métodos. Por ejemplo, inducirse el vómito con regularidad o usar laxantes de manera inapropiada, suplementos para bajar de peso, diuréticos o enemas después del atracón. O pueden usar otras maneras de deshacerse de las calorías y evitar aumentar de peso, como ayunar, adoptar una dieta estricta o hacer ejercicio de forma excesiva.

Dado que la bulimia se relaciona con la imagen de uno mismo, y no simplemente con los alimentos, puede ser difícil de superar. Pero un tratamiento eficaz puede ayudarte a sentirte mejor contigo mismo, a adoptar patrones de alimentación más saludables y a revertir las complicaciones graves.

Síntomas

Pueden incluir lo siguiente:

  • Preocuparse por la forma del cuerpo y el peso
  • Vivir con miedo de aumentar de peso
  • Repetir episodios de comer cantidades excesivas de alimentos de una sola vez
  • Sentir una pérdida de control durante el atracón, como si no pudieras dejar de comer o no pudieras controlar lo que comes
  • Forzar el vómito o hacer demasiado ejercicio para no aumentar de peso después de un atracón
  • Usar laxantes, diuréticos o enemas después de comer cuando no son necesarios
  • Ayunar, restringir las calorías o evitar ciertos alimentos entre atracones
  • Usar suplementos dietéticos o productos a base de hierbas en exceso para bajar de peso

La gravedad de la bulimia se determina por el número de veces a la semana que te purgas, por lo general al menos una vez a la semana durante por lo menos tres meses.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la bulimia. Muchos factores pueden influir en el desarrollo de trastornos alimentarios, entre ellos, la genética, la biología, la salud emocional, las expectativas sociales y otros aspectos.

Factores de riesgo

Las niñas y las mujeres son más propensas a tener bulimia que los niños y los hombres. Por lo general,comienza durante los últimos años de la adolescencia y el principio de la adultez.

Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de bulimia se incluyen los siguientes:

  • Biología.Las personas con familiares de primer grado (hermanos, padres o hijos) con un trastorno alimenticio pueden ser más propensas a desarrollar un trastorno alimenticio. Tener sobrepeso durante la niñez o la adolescencia puede aumentar el riesgo.
  • Problemas psicológicos y emocionales.Los problemas psicológicos y emocionales, como la depresión, ansiedad o el consumo de sustancias están estrechamente ligados a los trastornos alimenticios.
  • Dieta.Las personas que siguen dietas tienen un riesgo mayor de desarrollar trastornos alimenticios.

Otros desencadenantes para los atracones incluyen estrés, una mala autoimagen corporal, alimentos y aburrimiento.

Prevención

Aunque no hay una forma segura de prevenir la bulimia, puedes guiar a la persona hacia un comportamiento saludable o a que busque tratamiento profesional antes de que la situación empeore. Cómo puedes ayudar:

  • Promueve y refuerza una imagen corporal saludable para tus hijos, sin importar el tamaño o la forma. Ayúdalos a crear confianza de maneras que no tengan que ver con la apariencia.
  • Disfruta de comidas familiares de forma regular.
  • No hables acerca del peso en el hogar. En lugar de ello, concéntrate en tener un estilo de vida saludable.
  • Desalienta las dietas que incluyen comportamientos de control de peso poco saludables, como el ayuno, el consumo de suplementos o laxantes para bajar de peso o el vómito autoinducido.
  • Habla con el proveedor de atención médica primario. Este profesional podrá identificar los primeros indicadores de un trastorno alimentario y ayudará a evitar su desarrollo.

 

Mayo Clinic / Tendencias en Medicina.