Protectores solares: ¿cómo, cuándo y cuál uso?

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

¡Por fin llego el verano! Y con él poder disfrutar de piscinas, playas y paseos al aire libre. Si bien la fotoprotección está indicada durante todo el año, en esta época

en particular comienza la preocupación sobrecómo debemos cuidarnos de los efectos perjudiciales del sol.

Sabemos que el sol es fundamental para la vida, nos da calor,energía y es fuente de vitamina D, entre otros efectos beneficiosos; sinembargo,la exposición inadecuada a las radiaciones ultravioletas trae consecuencias para nuestra piel. A corto plazo, la exposición solar puede provocar quemaduras en la piel, y a largo plazo, además del envejecimiento cutáneo, aumenta el riesgo de padecer cáncer de piel. Entre las recomendaciones de cómo fotoprotegernos se encuentra en primeralínea el evitar exponernos al sol en las horas de mayor incidencia de radiaciones, es decir, buscar la sombra entre las 10 y las 16horas; acompañado del uso de ropa adecuada junto con gorro y lentes de sol con protección UV.

Como complemento de estas medidas, se agrega el uso de protector solar, que debe usarse en las zonas del cuerpo que inevitablementequedan expuestas al sol, sin nuncaconsiderarsesu aplicación como mediada de fotoprotección aislada. Los  protectores solares son agentes que ayudan a proteger nuestra piel de los daños que provocan los rayos ultravioletas, principalmente los rayos UvA y UvB que llegan a la superficie de la tierra. La radiación UvB llega a las capas más superficiales de la piel, es la que causa principalmente las quemaduras solares y se encuentra en mayor medida a las horas de mediodía. Mientras que los rayos UvA penetran en la piel más profundamente y se asocian con el bronceado, las arrugas y la pérdida de la elasticidad. Ambos tipos de radiaciones están vinculadas con la aparición de cáncer de piel.

La fotoprotección es la principal medida de prevención primaria contra el cáncer de piel.

Dra. Acosta

El FPS (Factor de Protección Solar) que aparece en las etiquetas de los protectores refleja la medida de capacidad que tiene un protector solar para evitar que los rayos UVB dañen la piel. Por ejemplo, si la piel sin protección tarda 20 minutos para empezar a ponerse roja, al usar un protector solar con un FPS de 15 previene el enrojecimiento teóricamente 15 veces más, es decir alrededor de cinco horas.  Otra forma de expresarlo es en términos de porcentajes: un FPS 15 bloquea aproximadamente el 92% de los rayos UVB, un FPS 30 bloquea el 96%, y un protector con FPS 50 bloquea el 98%. Como vemos, la diferencia entre un protector con FPS 30 y uno 50 esmínima; sin embargo, en personas con determinadas patologías en la piel o niños muy pequeños ese ajustado porcentaje hace la diferencia. Además del bloqueo de los rayos UvB, es necesario que el protector tenga componentes que filtren la llegada de los rayos UvA a la piel. Actualmente, la representación de la medida de UvA no está estandarizada como la de UbV con el FPS, por lo que podemos encontrar marcada la protección con cruces o protección UvA alto. Se llama y se recomienda protector solar de amplio espectro cuando contempla de manera adecuada la protección frente a UvB y UvA.

En cuanto a los componentes de los protectores encontramos que pueden ser de manera general de dos tipos, los fotoprotectores físicos y químicos.Los fotoprotectoresquímicos absorben y reflejan la radiación ultravioleta, estos demoran 30 minutos ser absorbidos por la piel (por eso se necesita aplicarlos con anticipación para que realmente funcionen), y se deben volver a aplicar dado que a las 3horas pierden eficacia. Suelen ser cosméticamente mejor aceptados ya que la mayoría son invisibles. Entre estos componentes de los protectores químicos, se encuentran la oxibenzona, el octinoxato, el octisalato y la avobenzona. Por su parte, los protectores físicos o minerales contienen los ingredientes activos como dióxido de titanio u óxido de zinc. Estos protegen la piel mediante el reflejo directo de los rayos solares para impedir que lleguen a la piel. Habitualmente, estos tienen mayor duración en su efecto fotoprotector, pero son más espesos y tienden a dejar la piel blanca por lo que son menos aceptados cosméticamente.

En la actualidad, la mayoría de los protectores solares combinan componentes de filtros físicos y químicos, lo que genera mejor protección y además mejora la estética del producto favoreciendo su uso adecuado y diario. A su vez, también se han incorporado otros componentes a los protectores solares como son los antioxidantes -productos que mejoran la tolerancia- o antiinflamatorios, así como despigmentantes, lo que hace que muchos productos además de cumplir con la fotoprotección se adapten a otros requerimientos o patologías de la piel.

¿Cómo aplico el protector solar?

A la hora de ponernos el protector solar debemos recordar hacerlo 30 minutos antes de la exposición al sol, ya que la piel necesita tiempo para absorberlo y que sea efectivo.Hay que replicarlo cada 3 horas porque como dijimos anteriormente los componentes químicos de estos productos se “gastan” y pierden efectividad. Aunque digan que son “resistentes al agua”, su eficacia se pierde a los 90 minutos de estar sumergidos, es decir que siempre se recomienda la reaplicación en estos casos.

Los niños menores de 6 meses no deben usar protector solar; en primer lugar, porque menores de esta edad no deben exponerse de manera directa al sol, y en segundo, porque estos productos en las pieles delicadas favorecen las alergias o reacciones en la piel. En los niños, recomendamos extremar las medidas de fotoprotección ya que se ha visto que un correcto cuidado en la exposición solar en menores de 18 años reduce notoriamente la posibilidad de cáncer de piel en la vida adulta.

La fotoprotección es la principal medida de prevención primaria contra el cáncer de piel. En cuanto a la prevención secundaria, se ahonda e insiste en un diagnóstico precoz de lesiones malignasque puedan aparecer. El autoexamen y el conocimiento de las lesiones que tenemos es fundamental para la detección temprana de lesionessospechosas, y un diagnósticoa tiempo con tratamiento precoz y adecuado es la medida másimportante para mejorar la sobrevida y las secuelas en estos pacientes. Este año la campaña nacional de prevención de cáncer de piel insiste en este último punto: “Cuidarse es quererse, el cáncer de piel es el cáncer que tú puedes ver”. Por lo antes expuesto, tengamos en cuenta que el verano es de las estaciones más lindas por lo que recomendamos disfrutarla pero implementando los cuidados adecuados. ¡Tomemos solo lo bueno del sol!

A la hora de ponernos el protector solar debemos recordar hacerlo 30 minutos antes de la exposición al sol, ya que la piel necesita tiempo para absorberlo y que sea efectivo.

Dra. Acosta

¿Qué protector solar es el correcto para mi piel?

Debemos buscar siempre un protector solar que ofrezca cobertura UV de amplio espectro (es decir, que tenga protección contra UvB con FPS mayor o igual a 30 y una protección frente a UvA alta). Si bien en verano es que se ahonda en las medidas de fotoprotección, actualmente, el uso de fotoprotector se recomienda todo el año como un paso más en el cuidado diario de la piel a fin de prevenir el fotodaño. En cuanto al tipo de producto a utilizar, hoy en día el mercado ofrece una amplia gama de opciones, a fin de que cada uno pueda adecuar el producto a su tipo de piel. En caso de pieles grasas, se recomienda un protector de textura ligera, fluida o incluso en gel; en cambio, para pieles más secas se pueden usar productos humectantes o en cremas. En ocasiones, para pieles pilosas o superficies extensas del cuerpo, los que vienen en formato spray son una opción válida que facilita la aplicación y penetración de los productos. En la actualidad, además, se ha incorporado el color a los protectores solares, lo que hace que forme parte del maquillaje en los cuidados rutinarios de la piel, encontrando bases con protector solar incluido o protectores solares con color; ya sea en cremas, lociones o polvo de maquillaje. En cuanto al uso de los protectores, debemos recordar usarlos todos los días, incluso cuando está nublado, ya que el 80% de los rayos ultravioletas del sol pasan a través de las nubes. También hay que tener en cuenta que las superficies como arena y agua reflejan los rayos UV.

Dra. Ma. Agustina Acosta, Dermatóloga-Asist. Cátedra de Dermatología.