coronavirus

¿Piel irritada por el uso de tapabocas? Consejos en época de COVID-19

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

La pandemia ha llevado a muchas más personas a usar tapabocas, lo que con el uso prolongado, las temperaturas extremas y la humedad, pueden hacer que la irritación de la piel del rostro sea más común.

A continuación te explicamos por qué sucede y te damos algunos consejos para prevenir y tratar esa irritación.

Debido a la fricción, las zonas que las personas más sufren irritación es en el puente nasal, detrás de las orejas y quizás debajo de la barbilla. Eso sucede debido al desgaste natural, pero también porque los tapabocas son apretados, lo cual tiene un buen fin, pero puede dañar la piel. Además, la humedad, la transpiración y las temperaturas extremas, en particular el frío, profundizan el daño sobre la piel.

A pesar de esto, se debe recordad que el tapabocas no debe estar flojo y debe colocarse con firmeza contra la piel, pero no tan apretado como para dejar moretones en la misma. 

Un buen tratamiento es el óxido de zinc. Es el químico hipoalergénico blanco con propiedades antiinflamatorias, que se encuentra en la loción sin perfume que se utiliza para la dermatitis del pañal. Se puede aplicar una capa delgada sobre el puente nasal, detrás de las orejas o debajo de la barbilla, en lugares donde el tapabocas tenga contacto con la piel. De este modo, actúa como barrera para la fricción sin afectar o disminuir la eficacia del tapabocas.

Para las personas con piel sensible que usen tapabocas se recomienda aplicar una loción hidratante hipoalergénica, en particular aquella que esté etiquetada como loción hidratante facial. Luego de haberse quitado el tapabocas, lavado y secado el rostro, aplique la loción o crema dos veces para dejar una capa gruesa.

Además, las enfermedades dermatológicas que afecten la piel del rostro y cuello, que no están relacionados con la COVID-19, pueden exacerbarse por la fricción del tapabocas y la transpiración. Los ejemplos incluyen acné, rosácea y psoriasis. Para estos problemas, se recomienda:

·     Lavarse el rostro de forma delicada con agua y jabón, dos veces al día.

·     Seguir las indicaciones para el uso o consumo de medicación.

·     Consultar a su dermatólogo o médico si aparece un nuevo sarpullido o si la condición actual de la piel cambia de apariencia o no responde al tratamiento.

Farmanuario.