Permanecer alerta ante el melanoma

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

Hoy como cada 23 de mayo se conmemora el Día Mundial del Melanoma, jornada propicia para concienciar acerca de las implicancias de esta enfermedad en la piel, los factores que la producen y los posibles signos o síntomas característicos.

Melanoma es un tipo de cáncer de piel, aparece cuando se forman células malignas en los melanocitos, que son células de la piel ubicadas en la parte inferior de la epidermis y se encargan de producir melanina para conferirle a la piel su color natural.

Este cáncer puede empezar como un lunar (melanoma cutáneo) o también puede iniciar en otros tejidos pigmentados como en el ojo, intestinos, vulva y otros.

Los factores de riesgo del melanoma son: exposición prolongada a la luz solar sin protección, antecedentes de quemaduras de sol con ampollas, la presencia de varios lunares grandes o el hecho tener antecedentes familiares o personales de melanoma, pueden mostrar un riesgo de desarrollar esta enfermedad.

En nuestro país en el año 2018 se registraron 124 casos de Melanoma de piel.

La prevención se realiza evitando la exposición a la radiación UV. La detección precoz y tratamiento oportuno son las mejores herramientas contra esta enfermedad.

Posibles señales y síntomas del melanoma

La regla del ABCD nos puede ayudar a distinguir un lunar normal de un melanoma:

Asimetría: que la mitad de un lunar no sea igual que la otra mitad.

Bordes irregulares: bordes desiguales. Irregulares, borrosas o dentadas.

Color: los colores más peligrosos son los rojizos, blanquecinos y azules sobre lesiones de color negro o cambios en la coloración.

Diámetro: cuando el lunar mide más de 6 milímetros o aumenta de tamaño (mayor de 6 mm.)

Resulta importante que informe al médico sobre cualquier cambio en la piel, nuevo lunar, o crecimientos que observe como algo distinto al resto de sus lunares.

 

Fuente: Programa Nacional de Control del Cáncer / Farmanuario.