Opiáceos y sedantes juntos: riesgo de sobredosis letal

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU. afirma que va a requerir que haya “recuadros de advertencia” en 389 productos distintos que informen a los profesionales de la salud y al público sobre esta interacción de medicamentos potencialmente mortal, comentó el Dr. Robert Califf, comisionado de la FDA, en una conferencia de prensa.

Las benzodiazepinas (que incluyen el alprazolam y el bromazepam) afectan al sistema nervioso central, y se usan para tratar la ansiedad, el insomnio y las convulsiones, dijo el Dr. Doug Throckmorton, subdirector de los programas reguladores del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA.

Si las benzodiazepinas se combinan con medicamentos opiáceos, como la morfina, la oxicodona y la hidrocodona, puede ocurrir una interacción entre medicamentos que podría resultar en un coma o en la muerte, advirtió Throckmorton.

Los productos que llevarán el recuadro de advertencia (la más estricta posible) serán las benzodiazepinas, los analgésicos opiáceos con receta, y medicamentos para la tos que contienen opiáceos.

La combinación de estos medicamentos puede dificultar de forma peligrosa la respiración de una persona y hacerle entrar en un estado extremadamente somnoliento.

Una revisión realizada por la FDA identificó una tendencia problemática en la que se receta con frecuencia a los pacientes estos medicamentos a la vez, aunque pueden interactuar de modo peligroso.

La cantidad de pacientes a los que se recetaron tanto un analgésico opiáceo como una benzodiazepina aumentó en un 41% entre 2002 y 2014. Eso se traduce en un incremento de más de 2.5 millones de pacientes que toman analgésicos opiáceos que también reciben benzodiazepinas, dijo Throckmorton.

“Sabemos que aproximadamente la mitad de las recetas de benzodiazepinas con analgésicos opiáceos se hicieron a pacientes el mismo día y los recetó el mismo profesional de atención de la salud”, apuntó Throckmorton.Sedantes-3

Hubo más personas que fallecieron de sobredosis de medicamentos recetados en 2014 que en cualquier otro año registrado, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los opiáceos acabaron con las vidas de más de 28.000 personas en 2014, y en al menos la mitad de las muertes había un medicamento recetado, según los CDC.

Los médicos recetan de forma rutinaria benzodiazepinas junto con opiáceos, sin ser conscientes del riesgo potencial de sobredosis.

La FDA animó a los médicos a prestar atención a la nueva advertencia, y a los pacientes a revisar los medicamentos que estén tomando.