sopas nutricion

Nutrición: #sopas de invierno

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

Para combatir el frío no basta solo con abrigarse bien. La alimentación juega un rol fundamental durante el invierno, ya que ayuda al organismo a mantener su temperatura corporal y a suplir el gasto calórico con alimentos de mayor aporte nutricional. Es tiempo de dar bienvenida a las grandes protagonistas de la temporada: las sopas.

La alimentación saludable se alcanza combinando una gran variedad de alimentos naturales de origen vegetal junto con algunos de origen animal y cantidades moderadas de alimentos procesados. Así como las frutas, las verduras nos ayudan a mantener un peso saludable, son ricas en fibras que producen saciedad y tienen un efecto positivo sobre el azúcar en la sangre que ayuda a controlar el apetito. Además, nos protegen de la gran mayoría de las enfermedades que hoy más nos afectan, evitan el aumento de las grasas en sangre, mejoran la hipertensión arterial y previenen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Las verduras ayudan a eliminar sustancias tóxicas, mejoran el control de la glicemia, mantienen un tránsito intestinal saludable y cooperan en el desarrollo de la flora intestinal, que favorece la protección y la inmunidad. Además, sus sustancias bioactivas actúan como antioxidantes con propiedades antinflamatorias que previenen enfermedades.

Los caldos y las sopas son una excelente alternativa para incorporar variedad de verduras a nuestra dieta cotidiana especialmente en tiempos de frío, no solo porque ayudan al organismo a mantener la temperatura corporal adecuada sino porque además aportan energía e hidratan. A diferencia de las comidas típicas de invierno que suelen tener un alto aporte calórico, los caldos y las sopas son preparaciones bajas en calorías y por lo general están conformadas por ingredientes muy variados. Además, existe una infinidad de combinaciones por lo que hay opciones para todos los gustos y necesidades. 

Estas clásicas preparaciones forman parte de la cultura gastronómica uruguaya y son de facilísima realización. Casi siempre el elemento de base de la sopa es el agua, a la que se le van añadiendo otros ingredientes que son justamente los que aportan características distintivas y un diferente valor nutricional a cada receta. El caldo es un poco más sencillo que la sopa, ya que se obtiene de la cocción de vegetales y -opcional- una proteína como carne, pollo o pescado.

Si bien el valor nutricional de los caldos y sopas es reducido por carecer de importantes cantidades de macronutrientes, sí interesa su contenido en agua y minerales. Para incrementar su aporte calórico, se puede buscar preparaciones más consistentes incluyendo algún tipo de carne, papas, boñato, choclo y acelga. La sopa crema tiene un contenido nutricional intermedio, formada por un ingrediente principal como puede ser apio, espinaca, zapallo o coliflor, y agua, harina y margarina. Es importante saber que las verduras cocidas pierden parte de su valor nutritivo, pero adquieren otros que las convierten en buenas fuentes de vitaminas, minerales, antioxidantes y parte de la fibra dietética.

Lo cierto es que la sopa contribuye a una alimentación saludable y es un plato caliente reconfortante durante el invierno. La cantidad de agua combinada con verduras es suficiente para producir saciedad y alcanzar esa sensación de plenitud, aunque sin aportar alta cantidad de calorías. Se trata de un plato muy versátil y práctico, ideal para llevarse como vianda al trabajo e ir variando opciones dentro de la semana por las múltiples combinaciones de ingredientes que habilita.

Beneficios de las sopas

Son muchos los beneficios de estas preparaciones milenarias que encuentran sus comienzos cuando el hombre descubrió el fuego y comenzó a sumergir los alimentos en agua caliente para ablandarlos y consumirlos. Algunas de las ventajas de consumir sopas son:

  • Contribuyen a una alimentación variada
  • Hidratan y aportan minerales esenciales
  • Son una preparación práctica, fácil y sabrosa
  • Son fáciles de digerir y aportan saciedad
  • Se pueden consumir todo el año (en verano como gazpacho, por ejemplo)

Hola Salud.