Nuevos tratamientos para la Migraña: dispositivos de neuroestimulación

Una migraña es un tipo de dolor de cabeza o cefalea intenso que suele acompañarse de otros síntomas, tales como náuseas, vómitos o sensibilidad e irritabilidad frente a la luz y al sonido.
Las personas que sufren de migrañas, con frecuencia suelen describir este dolor como pulsante o vibrante en un área de la cabeza.
La migraña es tres veces más común en las mujeres que en los hombres y tiende a ser recurrente.

Dentro de los factores que pueden desencadenar una migraña cabe citar:
• Ansiedad
• Estrés
• Períodos largos con falta de alimentación adecuada o de sueño
• Exposición excesiva a luz intensa
• Cambios hormonales

Alrededor de un tercio de las personas con migraña experimentan un aura —disturbios visuales tales como ver puntos, luces que parpadean o un punto ciego— que precede al comienzo del dolor de cabeza.
Dos nuevos dispositivos aprobados por la FDA
El Estimulador Magnético Transcraneal (TMS) denominado Cerena es el primer dispositivo médico cuya comercialización fue admitida por la FDA para aliviar el dolor de cabeza ocasionado por una migraña precedida de un aura. Los pacientes usan Cerena cuando sienten venir o cuando comienza el dolor de cabeza. Usando ambas manos para sujetar el dispositivo contra la nuca, el paciente presiona un botón que libera un pulso de energía magnética muy corto (de menos de 1 segundo) para estimular la corteza occipital (la parte posterior del cerebro que procesa la información visual). La tecnología de Cerena ha sido estudiada desde hace ya buen tiempo, pero no fue sino hasta hace poco que se autorizó para usos clínicos específicos.
Otro dispositivo de neuroestimulación eléctrica percutánea (a través de la piel) o TENS (por sus siglas en inglés) que la FDA autorizó es Cefaly. También se usa antes de la aparición de una jaqueca, como tratamiento preventivo de la migraña. Los pacientes pueden usar Cefaly todos los días, y el tratamiento ha demostrado reducir el número de días en los que se experimentan migrañas. La tecnología TENS no es nada nueva como tratamiento para el dolor en general (se usa ampliamente en Fisiatría), pero ésta es la primera vez que se ha autorizado como una medida preventiva para la migraña.
Los efectos secundarios de ambos dispositivos son menores, e incluyen irritaciones de la piel, malestar, somnolencia, mareos y dolor en el lugar de la aplicación.
La mayoría de los pacientes que sufren migrañas frecuentes o intensas pueden tomar medicamentos preventivos, entre ellos betabloqueadores como el propranolol. y medicamentos antiepilépticos, como el topiramato y el divalproato de sodio, que también se recetan para la migraña. Estos medicamentos anticonvulsivos, cuando se toman regularmente, pueden ayudar a reducir el número de episodios de jaqueca, pero rara vez eliminarlos por completo.
Los antimigrañosos específicos incluyen a los ergotamínicos y los triptanos, como el sumatriptan y el frovatriptan, de eficacia bien comprobada.

Fuente: Medline y Farmanuario