Nuevos métodos anticonceptivos

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

Planificación familiar y Anticonceptivos

La ONU considera a la Planificación Familiar como un Derecho Humano incluido en la Salud Sexual y Reproductiva a partir de 1994 en que se celebró la “International Conference on Population and Development, si bien ya había sido mencionado en 1968 en la Proclamación de Teherán, durante la “Conferencia Internacional de los Derechos Humanos”. La adquisición de estos derechos debe ejercerse con amplias garantías sanitarias, con elementos de información suficiente y con accesibilidad a los diferentes métodos.

Cada usuaria debe decidir la opción más adecuada a su situación en base a parámetros tales como edad, estado de salud, accesibilidad geográfica al proveedor, costo, frecuencia y tipo de relaciones sexuales.

Las limitaciones para una correcta planificación en anticoncepción incluyen:

  • escasa accesibilidad en tiempo y forma a los productos,
  • falta de conocimiento sobre la amplia variedad de métodos actuales,
  • costos de algunos métodos y
  • limitaciones que pueden existir en el correcto vínculo con los proveedores y consejeros en salud reproductiva.

El porcentaje de embarazos no planificados continúa siendo un problema importante, aun en las usuarias de métodos de corta duración.

Dado que los programas destinados a planificación familiar se incluyen entre las intervenciones en salud con mayor costo-efectividad, debemos asegurar que los grupos más vulnerables (mujeres sin pareja, adolescentes, procedentes de sectores de bajo nivel socio-económico-cultural o de zonas rurales), accedan a los métodos para lograr reducir las inequidades que enfrentan con respecto al embarazo no deseado.

Los nuevos métodos anticonceptivos reversibles, pero de acción prolongada (LARCs), pueden encontrar su mayor indicación, ya que tienen como ventajas fundamentales:

  • no estar sometidos a olvido en la toma diaria,
  • a alteración de la absorción ante trastornos gastrointestinales,
  • no interfieren con el momento sexual y
  • requieren concurrencia a los servicios de salud con menor frecuencia.

Nuevos métodos y dispositivos anticonceptivos

Anticonceptivos transdérmicos. Parchesparche

Los sistemas de liberación transdérmica como ruta de administración de fármacos ofrecen ventajas sobre la vía oral:

  • proveen liberación constante con efectiva concentración terapéutica,
  • ofrecen mayor biodisponibilidad al evitar degradación durante el pasaje hepático, lo que permite menores dosis con menos efectos secundarios
  • no presentan dificultades de absorción ante eventuales trastornos digestivos.

Son, además, de fácil e indolora aplicación, todo lo cual asegura buena aceptación y adherencia de las usuarias.

Se aplican una vez por semana durante 3 semanas con la cuarta semana de descanso, sobre piel sana, limpia y seca. Puede ocasionar irritación en la piel sobre la que se adhiere, por lo que se recomienda rotar el sitio en cada semana, evitando siempre la región mamaria.

Presentan una eficacia anticonceptiva de 99%, la que disminuye en mujeres con un peso igual o mayor de 90 kg, en las que no se recomiendan como primera elección.

Anillo vaginal anticonceptivo

El anillo anticonceptivo disponible en Uruguay es de acetato de etinil vinil (EVA), flexible, de aproximadamente 5 cm de diámetro, con una película semipermeable, que no contiene silicona ni látex y que permite una fácil inserción por parte de la paciente. Es de destacar que la posición exacta del anillo en la vagina determina la comodidad de la paciente, pero no es importante para el efecto anticonceptivo. Es suficiente que el anillo se encuentre en contacto con cualquier sector de la mucosa vaginal para que la absorción esté asegurada.

Una vez insertado se deja en vagina durante 3 semanas, se extrae luego de ese lapso mediante tracción, enganchando el anillo con el dedo índice y se inserta otro luego de 7 días de intervalo libre durante el cual se produce el sangrado por deprivación. Luego de los 7 días se inserta otro anillo aunque no haya finalizado completamente dicho sangrado.

Permite ser retirado durante 3 horas como máximo, sin perder la efectividad al ser recolocado. A pesar de ello es una maniobra no aconsejada, ya que no es necesario retirarlo durante el coito ni para la realización de exámenes.

Al igual que el parche, basa su efecto anticonceptivo (AC) en varios mecanismos, de los cuales el fundamental es la inhibición de la ovulación.

Presentan una eficacia del 99% (Índice de Pearl de 0,96), con la ventaja de tener baja incidencia de sangrado vaginal imprevisto (2,0 a 6,4%) y fecha predecible de sangrado mensual.

Los efectos adversos más frecuentes son locales como la vaginitis (14%), prurito genital y leucorrea (6%) y otros menos frecuentes tales como mastalgia, cefaleas, acné o dismenorrea.

Implantes anticonceptivos

Se insertan por vía subdérmica entre el 1o y 5o día del ciclo, o al día siguiente del último comprimido activo de un AC hormonal combinado o de la extracción de un parche o un anillo vaginal.

Consiste en una varilla que sólo contiene progestágeno  como componente activo que se libera en microdosis diarias y que se presenta precargado en un aplicador desechable. Mide aproximadamente 4 cm de longitud y 2 mm de diámetro y contiene sulfato de bario como componente radio-opaco.

Debe colocarse en la zona supero-interna del brazo no dominante, por un profesional entrenado. Se extrae también por un profesional entrenado cuando la paciente lo solicite o una vez vencido el lapso de efectividad, momento en que puede sustituirse por otro utilizando la misma incisión. El procedimiento requiere condiciones de asepsia y aplicación de anestésico local.

Los implantes anticonceptivos brindan alta seguridad, con un Índice de Pearl (Número de embarazos/100 mujeres/año) de 0,05.

En Uruguay se encuentra disponible Implanon® que contiene 68 mg de Etonogestrel y dura 3 años. Al igual que otros anticonceptivos con gestágeno solo, estos implantes pueden ocasionar cambios en el patrón de sangrado con sangrado vaginal impredecible, hecho que debe ser informado a la usuaria. Otros efectos secundarios son cefalea y disminución de la libido.

Anticonceptivos Inyectables

Son formulaciones hormonales de administración I/M, por lo que evitan el pasaje hepático.

El inyectable combina 50 mg de enantato de Noretisterona y 5 mg de valerato de Estradiol y se administra por vía I/M profunda en región glútea o deltoidea el primer día del ciclo, reiterando la aplicación cada 30 +/- 3 días.

Actúan mediante inhibición de la ovulación por igual mecanismo que las preparaciones combinadas orales, y comparten con ellas las mismas contraindicaciones para su uso.

No deben administrarse durante la lactancia. En caso de aborto, pueden administrarse inmediatamente luego del mismo.

Sistemas intrauterinos

Son dispositivos intrauterinos medicados que liberan  levonorgestrel (SIU-LNG) de acción fundamentalmente local.

El mecanismo anticonceptivo se logra mediante espesamiento del moco cervical que impide el ascenso espermático, provocando además, inhibición de la supervivencia y capacitación espermática, y alteración endometrial. En algunos casos, sin embargo, la ovulación es inhibida.

Actualmente se dispone de dos tipos de endoceptivos SIU-LNG, que difieren en tamaño, contenido y liberación diaria de hormona, con diferente duración del efecto. Es relativamente frecuente durante su uso, la aparición de quistes de ovario, los que suelen ser asintomáticos y desaparecen espontáneamente.

El endoceptivo con 13,5 mg de Levonorgestrel (Jaydess®), presenta una liberación diaria de 6 mcg. Tiene una duración de 3 años, durante los cuales se mantiene el ciclo de sangrado.