acné

¡Mujeres! ¿Cómo tratar el acné?

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

Generalmente se cree que el acné es un problema de los adolescentes, sin embargo es algo que  puede afectar a las personas en cualquier momento de la vida. Se desconoce la causa exacta del acné en los adultos, pero en las mujeres de mediana edad, puede existir una conexión parcial con los cambios hormonales.

¿Qué es el acné?

El acné se presenta cuando los folículos pilosos se taponan con aceite y células dérmicas muertas. Los folículos pilosos están conectados a las glándulas sebáceas. Dichas glándulas producen una sustancia aceitosa conocida como sebo, la cual normalmente se desplaza por los tallos pilosos y por las aberturas de los folículos pilosos hasta salir a la superficie de la piel.

Cuando el cuerpo produce demasiado sebo y células dérmicas muertas, estos productos se acumulan y taponan los folículos pilosos, lo cual crea un ambiente propicio para las bacterias. Esto lleva a inflamación o infección, lo cual, a su vez, produce espinillas u otros síntomas del acné.

¿Cómo tratarlo?

La Dra. Dawn Davis, Dermatóloga de la Mayo Clinic en  Rochester, Minnesota ha señalado que  el acné generalmente brota en los adolescentes debido al arrebato hormonal que ocurre durante la pubertad, el cual estimula a las glándulas sebáceas y causa una excesiva producción de aceite. Los cambios hormonales que ocurren durante la mediana edad, especialmente los femeninos, pueden asimismo afectar a las glándulas sebáceas y llevar a brotes de acné.

A fin de librarse del acné de adultos, puede empezar con los mismos productos que adquiere para su hijo adolescente. Cuando vaya a ver los ungüentos y las cremas de venta libre, busque los que contengan peróxido de benzoilo o ácido salicílico, porque suelen ser los más eficaces.

Si el acné no mejorara después de tres o cuatro meses, un dermatólogo puede evaluar su afección y, de ser adecuado, recetarle medicamentos más potentes. Los ungüentos de venta bajo receta médica que contienen ácidos retinoico o tretinoina suelen ser útiles para el acné moderado. Los antibióticos y los anticonceptivos orales también pueden ayudar en algunos casos.

Si el acné se vuelve severo u otros tratamientos no funcionan después de varios meses, el dermatólogo podría recetarle espironolactona (solo para mujeres). En casos raros, se puede recetar isotretinoina, que es un derivado especial de la vitamina A. La isotretinoina surte efecto, pero puede desencadenar efectos secundarios importantes.

Posiblemente vea algunos productos comercializados específicamente para el acné de adultos que dicen contener hormonas naturales que “igualan” los desequilibrios hormonales y reducen los brotes de acné. Sin embargo, los ingredientes de esos productos generalmente son derivados vegetales, de manera que su estructura química difiere de las hormonas producidas por el cuerpo humano. No existe ninguna evidencia científica respecto a que esos productos reduzcan el acné en los adultos.

El acné de adultos puede reaparecer, incluso después de tratarlo con éxito. Por lo tanto, una vez que su acné mejore, posiblemente deba continuar usando los medicamentos contra el acné para prevenir nuevos brotes. Algunas medidas de autocuidado también pueden prevenir los brotes: lávese la cara dos veces al día con un limpiador suave; evite tocar o manipular las áreas proclives a la aparición del acné; y, dúchese después de hacer ejercicio o limpie el aceite y el sudor que pueden atrapar suciedad y bacterias.

Mayo Clinic/Tendencias en Medicina.