hernia de hiato

Método de la cirugía para la hernia de hiato

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

La hernia de hiato o hernia hiatal es un problema común, en el que la parte superior del estómago protruye hacia el tórax a través de una abertura en el diafragma. El diafragma es un músculo grande y fino que ayuda con la respiración y separa la cavidad abdominal de la cavidad torácica.

Una gran hernia de hiato abarca a otros órganos abdominales (entre ellos, el colon) que luego migran hacia el tórax junto con el estómago. 

La hernia de hiato puede no producir ningún síntoma y, por ello, es frecuente que la gente ni siquiera sepa que la tiene. Sin embargo, los síntomas que la hernia de hiato puede provocar incluyen reflujo ácido, acidez estomacal, dolor en el pecho o falta de aire después de las comida y dificultad para tragar, con la sensación de que un poco de comida se quedó adherido al pecho. Cuando la hernia también abarca otros órganos, como el colon o el intestino delgado, puede haber dolor abdominal o cambios en los hábitos intestinales. En raras ocasiones, las hernias grandes de hiato llevan a torsión estomacal, afección que requiere atención médica de urgencia.

La hernia de hiato que no provoca síntomas posiblemente tampoco necesita reparación quirúrgica, sino tan solo control estrecho a medida que transcurre el tiempo. Cuando la hernia de hiato provoca reflujo ácido, los medicamentos pueden controlar los síntomas. En el caso de hernias grandes y de las que provocan síntomas considerables, suele ser necesario operar para reubicar bien los órganos y estrechar la abertura en el diafragma, a fin de minimizar la probabilidad de recurrencia de la hernia.

La intervención quirúrgica generalmente se lleva a cabo con un método de mínimamente invasivo, que puede ser por vía laparoscópica o robótica.

En la cirugía laparoscópica, el cirujano introduce en el abdomen, a través de varias incisiones, una cámara diminuta e instrumentos quirúrgicos especiales. Luego, realiza la operación mientras ve las imágenes del interior del cuerpo que aparecen proyectadas en una pantalla. En la cirugía robótica, el método es similar, pero el cirujano realiza el procedimiento desde la consola de un computador para controlar los brazos mecánicos y los instrumentos quirúrgicos.

La intervención de esta forma reduce significativamente los tiempos de internación, siendo necesario únicamente un día. Con frecuencia, los pacientes deben modificar su alimentación a dieta blanda durante varias semanas del período de recuperación.

A fin de determinar el mejor método terapéutico para usted, debe conversar con el cirujano respecto a los riesgos y las ventajas de la reparación de la hernia de hiato, así como para determinar el método más adecuado a sus circunstancias.

Mayo Clinic / Tendencias en Medicina.