Melanoma en aumento

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

En 2016, se anticipaba que 1 de cada 54 estadounidenses desarrollará un melanoma invasivo potencialmente letal, más que la estimación de 1 de cada 58 cuando se hizo el mismo cálculo en 2009.

En general, se estima que se diagnosticará un melanoma a 76.380 estadounidenses en 2016, afirmó un equipo liderado por el Dr. Alex Glazer, de la Sociedad Nacional para la Medicina Cutánea (National Society for Cutaneous Medicine), en la ciudad de Nueva York.

Los cánceres de piel son el cáncer más habitual que sufren los estadounidenses. La mayoría se tratan y extirpan con facilidad, pero los melanomas pueden ser mucho más graves. Según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), “el melanoma constituye solamente el 1% de los casos de cáncer de piel, pero es la causa de una gran mayoría de las muertes por cáncer de piel”.

El nuevo estudio encontró que la cantidad de melanomas de etapa temprana y más reducidos “in situ” (que no se han propagado) ha aumentado dramáticamente, de 1 de cada 78 personas en 2009 a 1 de cada 58 personas en 2016. Eso podría apuntar a una mejor detección, indicaron los autores del estudio. Pero en general, hay más estadounidenses que presentan melanomas en etapas tempranas y tardías, dijeron los investigadores.melanoma-piel

Cuando el equipo de Glazer combinó la incidencia de los tumores “in situ” y de los invasivos, calcularon que 1 de cada 28 estadounidenses presentará alguna forma de la enfermedad a lo largo de su vida.

Aunque los melanomas son curables si se detectan pronto, los tumores invasivos pueden ser mortales. Los investigadores estimaron que aproximadamente 10.100 estadounidenses fallecerán de melanoma en 2016, una cifra mayor que las 8.650 muertes que se calcularon en 2009.

“Este estudio refleja lo que he observado personalmente en mi práctica: hay un aumento evidente en los casos de melanoma in situ que he detectado en mi consultorio”, dijo la Dra. Michele Green, dermatóloga del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Aunque ella cree que una mejor detección ha tenido un papel en este aumento, sugirió que ciertos hábitos del estilo de vida también están haciendo aumentar las cifras.

“También se puede deber a los bronceados, a las camas de bronceado y una mayor exposición a la luz UV”, dijo Green.

“Gracias al diagnóstico temprano del melanoma en la fase ‘in situ’ y en que es pequeño, podemos también tener unas tasas mayores de supervivencia de estos pacientes”, dijo Green.