Los mejores alimentos para prevenir el estreñimiento

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

La situación actual de confinamiento por COVID-19 ha aumentado los casos de irregularidades en el aparato digestivo. Volver a trabajar desde casa puede generar una sensación de comodidad pero genera cambios de hábitos, alimentación irregular y/o de mala calidad y a su vez mayor sedentarismo.

Por lo tanto, uno de los cambios físicos más notorios puede ser el estreñimiento. 

Como en la mayoría de las ocasiones el estreñimiento tiene un origen funcional, hay varias medidas de la vida diaria y alimentarias para prevenirlo, y las denominamos ‘medidas higiénico-dietéticas’. En tres grandes grupos, serían: el consumo de al menos 1,5 litros de agua al día; una dieta variada rica en fibra; y evitar el sedentarismo.

Cómo primer cambio de hábito si estamos en casa trabajando, es prestar atención al famoso “picoteo” y hacer una rutina de comida en horarios regulares, tomando el tiempo necesario en cada una de ellas y no saltarse ninguna comida, evitar períodos prolongados de tiempo entre ellas; restringir la ingesta de té o de café a un máximo de tres tazas al día; y reducir la ingesta de bebidas gaseosas o que contengan alcohol.

Lista de alimentos más recomendables 

Los alimentos que más se recomiendan en la prevención del estreñimiento son los que se consideran ricos en fibra. Entre ellos se destaca la siguiente lista:

·         Verduras: verdura de hoja, coles, coliflor y brócoli, puerro, espárragos, berenjena, hongos y champiñones, calabacín, calabaza, morrón, tomate y pepino.
 

·         Hidratos de carbono: legumbres (lentejas, garbanzos, frijoles blancos y guisantes), pan y pasta integral.
 

·         Frutas: frutos rojos, manzana y pera con piel, ciruela, naranja, mandarina, kiwi, melón, higos, cerezas, piña y mango.
 

·         Frutos secos y semillas: almendras, avellanas, maní, semillas de lino, chía y sésamo. 

Más estreñidos en pandemia

En la pandemia por coronavirus se ha observado una tendencia al aumento de las consultas de muchos trastornos denominados funcionales (trastornos sin enfermedad orgánica que lo justifique, producidos por un funcionamiento ‘anormal’ del tubo digestivo) y, entre ellos, también el estreñimiento. Esto es debido al impacto tan importante en nuestra vida diaria que tuvo y tiene el confinamiento domiciliario y el posterior miedo en la sociedad al contagio por el virus SARS-CoV-2”.

Por lo que recordamos tener en cuenta: el consumo de al menos 1,5 litros de agua al día; una dieta variada rica en fibra; y evitar el sedentarismo (ejercitarse en casa o al aire libre).

Cuidate Plus / Farmanuario.