Los genes podrían explicar cómo algunas mujeres que toman pastillas se embarazan

 

Durante mucho tiempo se ha asumido que las mujeres que quedan embarazadas aun tomando pastillas anticonceptivas cometieron algún error, posiblemente olvidando una dosis. Pero un nuevo estudio sugiere que hay quienes pueden heredar genes que descomponen las hormonas anticonceptivas más rápidamente, dejándolas con niveles hormonales demasiado bajos como para prevenir el embarazo.

En el estudio “Influence of Genetic Variants on Steady-State Etonogestrel Concentrations Among Contraceptive Implant Users” publicado el 12 de marzo en Obstetrics & Gynecology, los investigadores informaron que las mujeres con una variante genética determinada metabolizan el estrógeno y la progesterona tan rápidamente que podrían ponerlas en riesgo de embarazo si toman pastillas anticonceptivas de baja dosis.

Los investigadores evaluaron el impacto de la genética en el metabolismo hormonal en las mujeres que usan implante de etonogestrel como método anticonceptivo. El Dr. Lazorwitz, autor del estudio, y sus colaboradores, reclutaron a 350 mujeres que tenían el implante por lo menos por un año y no más de 36 meses.

Se enfocaron en un gen llamado CYP3A7*1C, activo en todos los fetos y que se desactiva en la mayoría de los recién nacidos. En algunas mujeres el gen nunca se apagó.

En cambio, continúa produciendo la proteína CYP3A7, que descompone las hormonas utilizadas en el control de la natalidad.

Cuando los investigadores probaron los niveles hormonales de las voluntarias, encontraron que más de una de cada cuatro mujeres con la variante CYP3A7*1C no tenía niveles suficientemente altos de etonogestrel para prevenir la ovulación.

Saber que existe una diferencia en la forma en que las personas metabolizan las hormonas establece el escenario para más investigación que pueda ayudarnos a comprender mejor las experiencias de las mujeres y que nos ayude a administrar el fármaco correcto al paciente adecuado. Eventualmente, se debería realizar la misma investigación en mujeres que están usando la píldora para ver si tienen los mismos efectos.

Medscape