La píldora anticonceptiva masculina, “de salida”

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

La píldora anticonceptiva masculina está, cada vez, más cerca. Durante la reunión ENDO 2019, la reunión anual de la Sociedad de Endocrinología de EE.UU., se presentaron los resultados del estudio de la fase 1 -seguridad y tolerabilidad- de una nueva píldora anticonceptiva masculina: los voluntarios, varones sanos, la usaron diariamente durante un mes, y produjo respuestas hormonales compatibles a una anticoncepción efectiva.

El anticonceptivo oral masculino experimental se llama dodecilcarbonato de 11-beta-metil-19-nortestosterona, o 11-beta-MNTDC. Es una testosterona modificada que tiene las acciones combinadas de una hormona masculina (andrógeno) y una progesterona. La misma disminuye la producción de esperma al tiempo que preserva la libido.

El estudio se llevó a cabo en 40 hombres sanos. Diez participantes recibieron al azar una cápsula de placebo o un fármaco ficticio. Los otros 30 hombres recibieron 11-beta-MNTDC en una de dos dosis: 14 hombres tomaron 200 miligramos y 16 recibieron la dosis de 400 mg. Los sujetos tomaron el fármaco o el placebo una vez al día con alimentos durante 28 días.

Los resultados mostraron que entre los hombres que recibieron 11-beta-MNTDC, el nivel promedio de testosterona circulante se redujo a cifras tan bajas como las que hay cuando existe deficiencia de andrógenos; además, los participantes no experimentaron ningún efecto secundario grave.

Los  efectos secundarios eran poco frecuentes, leves e incluían fatiga, acné o cefalea  en cuatro a seis hombres cada uno. Cinco hombres reportaron una leve disminución en el deseo sexual, y dos describieron una disfunción eréctil leve, pero la actividad sexual no disminuyó. Además, ningún participante dejó de tomar el medicamento debido a los efectos secundarios, y todos pasaron las pruebas de seguridad.

Los efectos debidos al bajo nivel de testosterona fueron mínimos, porque el 11-beta-MNTDC mantiene las funciones de la testosterona a nivel general, pero no está lo suficientemente concentrado en los testículos para apoyar la producción de esperma.

Los efectos de los medicamentos fueron reversibles después de suspender el tratamiento. Debido a que el medicamento tardaría al menos de tres a 60 a 90 días para afectar la producción de esperma, 28 días de tratamiento es un intervalo demasiado corto para observar la supresión óptima de esperma. Por ello, los investigadores planean estudios más largos y, si el medicamento es efectivo, pasará a estudios más amplios y luego se realizarán pruebas en parejas sexualmente activas.

Este anticonceptivo experimental, 11-Beta-MNTDC, es un «compuesto hermano» del undecanoato de dimetandrolona, o DMAU, la primera píldora anticonceptiva masculina potencial que se somete a las pruebas del mismo equipo de investigación.

El objetivo es encontrar el compuesto que tenga menos efectos secundarios y sea el más efectivo.

 

ABC. es