La estimulación mental temprana puede detener el deterioro cognitivo

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

Estimular el cerebro a una edad temprana y madura a través de una mejor educación y trabajos complejos puede ayudar a las personas a mantenerse mentalmente aptas a una edad más avanzada, según la nueva investigación que respalda la teoría de la “reserva cognitiva”.

El investigador Bob Woods, PhD, de la Bangor University, en Reino Unido expresó a Medscape Noticias Médicas: “Aunque está bien documentado que un estilo de vida saludable reduce el riesgo de alteración de la memoria y la cognición a una edad más avanzada, nuestro estudio demuestra que las personas pueden desarrollar una forma de resistencia mental a la adversidad a través de educación en una etapa temprana de la vida y de ocupaciones mentalmente complejas, lo que aumenta el efecto del estilo de vida”. Esta resistencia a la adversidad, que se describe como ‘reserva cognitiva’.

“Se puede definir la reserva cognitiva como un amortiguador mental que protege contra las alteraciones patológicas relacionadas con la edad”, comentó a Medscape Noticias Médicas la coinvestigadora, Julia Teale, PhD, de la University of Exeter, en Reino Unido. “Podemos construir nuestra reserva cognitiva durante una edad temprana a través de la educación, y durante la edad madura a través de nuestra ocupación con actividades mentalmente complejas”.

El estudio fue publicado en versión electrónica el 21 de marzo en PLOS Medicine.

Se encontró que la actividad cognitiva y social, la actividad física, la dieta saludable y el consumo de alcohol leve a moderado, se relacionaban positivamente con la función cognitiva.

“Encontramos que las personas con un estilo de vida más saludable tenían mejores puntuaciones en las pruebas de capacidad mental, lo que posiblemente se deba a su grado de reserva cognitiva”, señaló el Dr. Woods.

Pese a estas limitaciones, el Dr. Woods indicó que los resultados respaldan la evidencia previa de que “adoptar un estilo de vida saludable, como realizar ejercicio y mantener una dieta adecuada, así como participar en actividades social y mentalmente estimulantes, es bueno para el corazón y el cerebro. No hay ninguna garantía de que no presentaremos demencia, pero nos podemos brindar las mejores posibilidades siguiendo este consejo”.

 

Fuente: Medscape/Farmanuario