Infecciones de transmisión sexual: alarma por resistencia

linkedin
wapp-icon
wapp-icon
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado nuevas directrices para tratar las infecciones por clamidia, gonorrea y sífilis, ante el aumento de los casos de resistencia a los antibióticos

Se estima que anualmente 131 millones de personasse infectan con clamidia, 78 millones con gonorrea, y 5,6 millones con sífilis.

Las tres infecciones aumentan entre dos y tres veces el riesgo de contraer el VIH y son causadas por una bacteria por lo que normalmente, deberían ser bien tratadas con antibióticos. No obstante, a causa del mal uso y abuso de los antibióticos, estas infecciones no pueden ser curadas correctamente porque el germen ha desarrollado resistencia a estos fármacos, lo que sucede especialmente con la gonorrea.

Cuando las infecciones no se tratan, pueden generar complicaciones graves para las mujeres, como embarazos ectópicos (en las trompas de Falopio), abortos y nacimiento de bebés muertos.

Infecciones y sus riesgosAnálisis-de-sangre-y-detección-de-enfermedades

Según estima la ONU, la transmisión de la sífilis de la madre al feto provocó en 2012 unos 143.000 abortos o nacimientos de niños muertos, 44.000 nacimientos de niños prematuros; y 62.000 muertes prematuras de bebés.

El método más seguro y efectivo para prevenir las infecciones de transmisión sexual es el preservativo.

Si no se usa la profilaxis antibiótica correcta al nacer, bebés nacidos de madres con gonorrea pueden quedar ciegos.

Tanto la gonorrea como la clamidia pueden causar infertilidad tanto en hombres como en mujeres si no se curan.

Asimismo, puede haber consecuencias incluso más graves como por ejemplo, que la infección llegue al cerebro o al corazón y causen la muerte.

Resistencia a los antibióticos

“Lo más importante es intentar parar el crecimiento de la resistencias y eso se hace prescribiendo el tratamiento correcto y usándolo tal y como se ha prescrito, por lo que la responsabilidad es doble, del doctor y del paciente”, dijo en rueda de prensa Teodora Wi, experta de la OMS. Ante esta situación, la OMS recomienda que, en el caso de la gonorrea, los países hagan un estudio nacional para saber cuál es la tasa de resistencia a cada antibiótico y prescriban el que menor tenga.

Con respecto a la sífilis, la OMS recomienda una sola dosis de penicilina benzatínica inyectable.

La clamidia es la que menos resistencia presenta por ahora a los antibióticos por lo que se recomienda que se siga usando la azitromicina.

El tratamiento correcto implica utilizar el antibiótico adecuado, por el tiempo necesario.

Lo leyó en Farmanuario