Fruta, una excelente opción para tu cuerpo

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

Las frutas destacan por su alto contenido en fibra, agua, minerales, vitaminas y fitoquímicos, de alta capacidad antioxidante.

Su elevado contenido en agua (a veces llegando hasta un 90 por ciento) hace que tengan muy pocas calorías. El pequeño aporte calórico de las frutas proviene de los  azúcares que contienen, que son también los responsables del característico sabor dulce de estos alimentos.

No aportan proteínas y contienen muy poca cantidad de grasas.

En general todas las frutas tienen propiedades nutricionales similares pero su composición puede variar según el tipo de fruta. Es importante mencionar que tanto frutas como hortalizas son la fuente principal de vitamina C en nuestra alimentación.

¿Qué entra dentro de la categoría de ‘fruta’? 

En la categoría de frutas entran: todas las frutas frescas o que estén mínimamente procesadas; y las frutas desecadas. 

No se incluyen: los higos, el coco, las aceitunas, ni los frutos secos.

Los zumos solo cuentan como una ración de fruta. Deben ser zumos sin azúcar añadido o zumos comerciales que estén exprimidos al 100 %. No cuenta como fruta, los néctares ni las bebidas a base de fruta. 

Consejos para conseguir el máximo valor nutritivo

  • Vigilar que la fruta no se deteriore.
  • Evitar almacenarlas durante muchos días en la nevera
  • Lavarlas justo antes de consumirlas, pero si se decide lavarla y guardarla en la nevera asegurarse de que se haya eliminado toda la humedad y almacenarla en un tupper abierto y con rejilla en el fondo
  • Preferir el consumo en fresco, crudo y sin pelar
  • Lavar siempre, con o sin piel
  • Si se exprimen, añadir la pulpa

¿Hay que comer fruta cada día?

La respuesta es redundante: sí. Las frutas se encuentran dentro del grupo de alimentos que son de consumo diario.

Al igual que con las hortalizas, el consumo diario de fruta se ha asociado a un menor riesgo de enfermedades crónicas.

Además, “cuando comemos frutas, en el fondo lo que estamos haciendo es desplazar la ingesta de otros alimentos. Es decir, optamos, inconscientemente, por la opción más saludable.

Consejos para comer más frutas

  • Elegir frutas de temporada: son más baratas, saben mejor y son más respetuosas con el medioambiente, sobre todo si son de proximidad
  • Incluir frutas en los postres de nuestras comidas y cenas
  • Aprovechar la versatilidad de las frutas en la cocina. Consumir frescas, licuadas, disecadas y, ocasionalmente, cocinadas (por ejemplo, manzanas asadas)
  • Es muy bueno tener frutas disponibles en casa. Que estén a la vista o incluso ya cortadas y preparadas en la nevera

4 consejos para que tus hijos coman más frutas:

  1. Dar ejemplo
  2. Hacerles partícipes en la compra y elección de frutas
  3. Exponerles a frutas variadas
  4. Nunca utilizar las frutas como castigo

 

EFE Salud / Farmanuario.