Estudio muestra ventajas de cirugía para incontinencia urinaria por esfuerzo

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

La incontinencia urinaria por esfuerzo consiste en la fuga involuntaria de orina con actividades cotidianas, como hacer ejercicio, o ante un incidente simple, como toser o estornudar, y es común entre mujeres de mediana edad.

Si bien la fisioterapia o los dispositivos vaginales sirven para algunas mujeres, otras optan por la reparación quirúrgica. Las dos cirugías más comunes son el cabestrillo retropúbico, que consiste en colocar un cabestrillo de malla por debajo de la uretra y detrás del hueso púbico, y el cabestrillo obturador, que consiste en colocar un cabestrillo en un ángulo menos agudo mediante la introducción de la malla por la zona del muslo.

Un estudio de más de 1800 casos de la Mayo Clinic que se publicará en este mes de agosto en la revista de Obstetricia y Ginecología, descubrió que la necesidad de llevar a cabo otra intervención después de la operación con cabestrillo transobturador era el doble que con el procedimiento de cabestrillo retropúbico. La tasa de reintervención dentro de los primeros ochos años desde la cirugía fue del 11.2% en las pacientes del grupo del cabestrillo transobturador, frente al 5.2% en el grupo del cabestrillo retropúbico.

El estudio descubrió que ambos procedimientos son seguros y que tienen pocas complicaciones.

 

Mayo Clinic / Farmanuario.