El sacaleches: lactancia materna en diferido

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

Son diferentes las razones que pueden llevarte a utilizar el sacaleches para alimentar a tu bebé. En cualquier caso, para que la lactancia materna en diferido sea tan exitosa como la tradicional, debes conocer algunas claves fundamentales. Aquí te las contamos.

La lactancia en diferido y el sacaleches, ¿cómo funciona?

La lactancia materna diferida es aquella en la que el bebé se alimenta de la leche de la madre pero no lo hace mamando directamente del pecho, sino que lo hace, por ejemplo, a través de un biberón, de un vaso o incluso disolviendo la leche en papilla; para que esto sea así, previamente, la madre debe extraerse la leche.

La forma más higiénica y eficaz para la extracción de la leche es el sacaleches. También puede hacerse manualmente, sin la ayuda de ningún aparato, pero no es la manera más adecuada si las extracciones se realizan con cierta frecuencia porque resulta bastante agotador para la madre, es menos discreta que el resto de opciones y, además, no es recomendable si no tienes experiencia suficiente a la hora de hacerlo, ya que se corre el riesgo de que se caiga la leche durante la extracción.

Hay distintos motivos por los que se opta por la lactancia diferida, entre los más comunes se encuentran:

  • El bebé es prematuro y por sí sólo no puede extraer la leche del pecho de la madre.
  • La madre debe reintegrarse al trabajo
  • En casos de subida de leche muy fuerte o cuando hay procesos de oclusión mamaria o mastitis.
  • Dejar que, en ciertas tomas, sea el padre el que alimente al recién nacido para que también se vincule con él y la madre pueda descansar.
  • Estimular las mamas para aumentar la producción de leche.
  • Realizar donaciones a los bancos de leche materna.

 

Web Consultas / Farmanuario.