Dormir menos de 6 horas al día aumenta el riesgo cardiovascular

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

El sueño de mala calidad aumenta el riesgo de ateroesclerosis (acumulación de placas en las arterias de todo el cuerpo), según el estudio PESA CNIC-Santander, realizado por investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y publicado en el Journal of the American College of Cardiology (JACC).

Las personas que duermen menos de seis horas por la noche aumentan su riesgo de enfermedad cardiovascular en comparación con las que duermen entre siete y ocho horas, concluye esta investigación.

Las enfermedades cardiovasculares son un problema a nivel mundial. Se previenen y tratan con diferentes métodos –fármacos, actividad física y dieta-. Sin embargo, los resultados de este nuevo estudio enfatizan que debemos incluir al sueño como otra estrategia.

En este estudio se muestra que el sueño está asociado de manera independiente con la aterosclerosis en todo el organismo, no solo en el corazón.

El estudio incluyó a 3,974 empleados bancarios del Estudio PESA CNIC-Santander que, utiliza técnicas de imagen para detectar la prevalencia y la tasa de progresión de las lesiones vasculares subclínicas en una población con una edad media de 46 años.

Todos los participantes están libres de enfermedad cardíaca conocida y dos tercios eran varones. Todos los voluntarios usaron durante siete días un actígrafo, un pequeño dispositivo que mide de forma continua la actividad o el movimiento, para medir las características del sueño.

Los participantes se sometieron a ecografías cardíacas en 3D y tomografías computarizadas (TC) para detectar la presencia de enfermedades cardíacas.

El estudio descubrió, que los participantes que dormían menos de seis horas tenían una probabilidad de un 27% mayor de tener aterosclerosis en todo el organismo, en comparación con los que lo hacían de siete a ocho horas.

Además, aquellos que tenían una mala calidad de sueño tenían una probabilidad de un 34%  mayor de tener aterosclerosis, en comparación con aquellos que tenían una buena calidad de sueño.

EFE Salud / Farmanuario.