Dieta 2050: doble de frutas y vegetales, reducción de carne roja y azúcar

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

La sostenibilidad de una dieta saludable para 10.000 millones de personas en el año 2050 es el desafío de 37 científicos agrupados por la Fundación EAT, plataforma global para la transformación del sistema alimentario, que aconseja en un informe doblar el consumo de fruta y vegetales y reducir el de carne roja y azúcar.

Una dieta rica en alimentos de origen vegetal y con menos alimentos de origen animal confiere una buena salud y beneficios ambientales. La fundación global sin ánimo de lucro establecida por la Fundación Stordalen, Stockholm Resilience Center y Wellcome Trust para catalizar una transformación del sistema alimentario, publicó un informe con el fin de dar respuesta a los principales objetivos, que compartimos a continuación.

Dietas saludables

Su propuesta aboga por el cambio a dietas saludables, sabrosas y sostenibles; realinear las prioridades del sistema alimentario para las personas y el planeta; producir más de la comida adecuada, de forma más eficiente; salvaguardar los océanos y la tierra; y reducir radicalmente las pérdidas y desperdicios de alimentos.

Prevenir once millones de muertes al año

Los cambios de las dietas actuales hacia otras más saludables probablemente generen importantes beneficios para la salud y permitan prevenir aproximadamente once millones de muertes por año, lo que representa entre el 19 % y el 24 % del total de muertes en adultos.

Los comisionados proponen unos límites dentro de los cuales la producción global de alimentos debería permanecer para disminuir el riesgo de cambios irreversibles y potencialmente catastróficos en el sistema terrestre.

Los científicos que han participado en este estudio toman el Acuerdo de París para el límite del cambio climático en relación a la producción de alimentos que pretende establecer el calentamiento global por debajo de 2 grado celsius, con el objetivo de 1,5 grados celsius y descarbonizar el sistema energético mundial para 2050.

Según el documento, resulta inevitable una combinación de cambios sustanciales hacia patrones dietéticos basados principalmente en plantas con reducciones drásticas en las pérdidas y desperdicios de alimentos y mejoras en las prácticas de producción de alimentos.

La producción mundial de alimentos es el mayor impulsor de degradación ambiental y amenaza la estabilidad climática y la resistencia del ecosistema.

Consideraciones del sector cárnico

Ante este informe, el sector cárnico ha distribuido una nota en la que señala que el consumo de carnes en España está dentro de las pautas marcadas por los organismos internacionales de salud, al tiempo que se reafirma en su compromiso con una alimentación variada y equilibrada, en el marco de la Dieta Mediterránea, que incluya todos los grupos de alimentos con los grados de consumo saludable recomendados por la comunidad científica.

En este sentido, la Plataforma Carne y Salud destaca que la carne es un alimento con importantes beneficios nutricionales, que aporta proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B, y minerales como el fósforo, el zinc y el hierro.

 

EFE Salud.