¿Cuáles son los análisis que toda mujer debe hacerse una vez al año?

¿Cuáles son los análisis que toda mujer debe hacerse una vez al año?

 

La prevención puede salvar vidas. Las estadísticas demuestran que 9 de cada 10 mujeres sobreviven al cáncer gracias a la detección temprana. A continuación compartimos cuáles son los exámenes que las mujeres deben realizarse para detectar a tiempo varias enfermedades y comenzar el 2018 con una preocupación menos.

Prueba de Papanicolaou

Según los médicos ginecólogos, la evidencia científica actual indica que el primer estudio de Papanicolaou, conocido como PAP, debe realizarse en la mujer luego de los tres años del inicio de las relaciones sexuales, no antes, a menos que haya alguna razón en especial, y luego una vez por año.

En determinados países se realizan dos pruebas de Papanicolaou anuales consecutivas y después un Papanicolaou cada tres años siempre y cuando los resultados sean normales.

Colposcopía 

A través de este procedimiento se logra examinar de cerca el cuello uterino, las paredes vaginales, así como la entrada a la vagina, lo que permite identificar lesiones precancerosas con gran precisión.

Ecografía ginecológica transabdominal o transvaginal 

Es un tipo de ecografía de la pelvis que examina el útero, los ovarios, el cuello uterino y la vagina. Transvaginal significa por o a través de la vagina.

Para las mujeres que atraviesan la edad fértil se encuentra dentro de los exámenes anuales más relevantes la ecografía ginecológica transvaginal. 

Examen mamario y ecografía mamaria

¿Cuándo se empieza a hacer la mamografía?

Como primera mamografía de base para conocer la mama de una mujer sana, sin antecedentes de cáncer de mama en la familia, se recomienda realizarla en general a los 40 años, si bien se discute la edad óptima para realizarla, también algunos países la recomiendan  partir de los 50 años. Si tiene antecedentes directos (madre o hermana)  en la familia de carcinoma de mama a edades tempranas, la primera mamografía se debería realizar 10 años antes de la edad a la que se le diagnosticó a la madre o hermana el cáncer. En general a partir de los 55 años se puede realizar cada 2 años.

La ecografía mamaria es un suplemento, porque a veces hay lesiones que mamográficamente no se ven porque las mamas son muy densas y la ecografía ayuda.

El cáncer de mama suele ser asintomático hasta el momento en el que la mujer detecta un bulto o nódulo en la mama o a veces derrames sanguinolentos por el pezón o nota que el pezón se retrae.

Entre los 50 y los 65 años es el rango etario en el que aparece el cáncer de mama con mayor frecuencia. Sin embargo, se registraron edades más tempranas y es por eso que hay una baja en la edad a la que se indica.

Densitometría ósea

La prueba de densitometría (DEXA) determina la densidad mineral ósea y sirve para diagnosticar osteopenia y osteoporosis y predice el riesgo que tiene una mujer de sufrir fracturas.

Un diagnóstico a tiempo con la realización de los exámenes médicos anuales puede salvar vidas. Realizar puntualmente esos estudios previene graves complicaciones de salud.

Fuente: Farmanuario / Infobae.