Complicaciones visuales derivadas de la Diabetes

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

La encuesta “Saber para ver”, impulsada por Novartis, la Federación Española de Diabetes (FEDE) y la asociación Mácula Retina, analiza el conocimiento que los pacientes con diabetes tienen sobre las patologías de la visión asociadas a su enfermedad.

La alta prevalencia de la diabetes genera la necesidad de reforzar el conocimiento y la información veraz entre los pacientes con diagnóstico de diabetes para dar a conocer los problemas de visión que pueden asociarse a la patología. De hecho, una de las principales causas de ceguera es la retinopatía diabética, una complicación microvascular grave y que puede ser evitable.

Los resultados de ‘Saber para ver’ evidencian que existe un déficit de conocimiento sobre las complicaciones retinianas por parte de las personas con diabetes. En este sentido, solo el 51% de los pacientes afirman buscar información sobre las posibles complicaciones visuales causadas por su patología; hecho que contrasta con el dato de que el 77% de los encuestados asegura estar bastante o muy preocupado por las posibles consecuencias de la diabetes en su salud visual.

Las patologías visuales más comunes en las personas con diabetes

Las cataratas son la complicación más común con un 33% de los casos, seguida de la retinopatía diabética en un 25% de los casos y, en menor medida, el 9% de los pacientes están afectados por patologías de la visión más severas como el glaucoma o el edema macular. Un hecho destacable extraído de esta encuesta es que, a pesar de que un 23% de los pacientes cuentan con un diagnóstico de deterioro visual, desconoce de qué tipo se trata.

La información como pilar para la prevención

Según los datos del estudio, que ha contado con la participación de 1.040 personas, los pacientes que han desarrollado un deterioro de su visión secundaria a su diabetes, recibieron información al respecto después de una media de cinco años desde el diagnóstico de la misma. Ante este escenario, la información sobre la enfermedad supone una importante herramienta en la prevención de posibles complicaciones visuales.

Entre los pacientes que presentan un deterioro de la visión, se advierte un evidente déficit de conocimiento acerca del mismo (5 en una escala de 1 a 10), que apenas ha variado con respecto a la información que poseían previamente a su desarrollo (4 en una escala de 1 a 10). Sin embargo, destaca positivamente que el 77% de las personas con diabetes que no cuentan con deterioro visual se encuentran bastante preocupadas ante la posibilidad de la aparición de este tipo de complicación. Por ello, generalmente, los pacientes con diabetes que no tienen patologías visuales acuden a revisiones, al menos, una vez al año.

En cuanto a las fuentes de información que consultan las personas con diabetes que han respondido a esta encuesta, en el caso de quienes aún no han desarrollado ninguna patología visual, una fuente importante es Internet, bien mediante webs especializadas o a través de búsquedas generales. Las personas con un deterioro de la visión diagnosticado se mantienen informadas mayoritariamente a través de su profesional sanitario (92%).

En este sentido, el profesional sanitario juega una labor muy importante ya que, aunque la diabetes es una de las principales causas de ceguera en la población en edad laboral activa, es una ceguera que puede evitarse en un porcentaje muy elevado de casos si se detectan y tratan a tiempo las formas de riesgo de esta enfermedad.

 

Vademecum.es / Farmanuario.