Cáncer de páncreas:
¿prevención con aspirina?

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

El cáncer de páncreas con frecuencia es considerado un “asesino silencioso”, porque los síntomas no emergen hasta que el tumor está avanzado.

Un estudio realizado en China estableció que “el balance de las evidencias muestra que las personas que usan aspirina para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular o cáncer colorrectal, pueden sentirse seguras de que su uso probablemente reduzca el riesgo de cáncer de páncreas”, comentó el autor del estudio, el Dr. Harvey Risch,  Profesor de Epidemiología en la Facultad de Salud Pública y del Centro Oncológico de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut.

En el estudio se realizó un seguimiento a 761 personas diagnosticadas con cáncer de páncreas en Shanghai de 2006 a 2011 y se las comparó con 794 personas que no tenían ese cáncer. Se preguntó a todos los participantes si tomaban aspirina regularmente. El 18% de los pacientes sin cáncer reportaron un uso regular de la aspirina en una dosis baja, frente al 11% de los pacientes con cáncer de páncreas. Tras ajustar las estadísticas para que no estuvieran sesgadas por varios factores, los investigadores estimaron que la aspirina podría reducir el riesgo de cáncer de páncreas en un 46%.

Un análisis de otros estudios encontró resultados parecidos. Los investigadores examinaron otros 18 estudios que han investigado el uso de aspirinas y el riesgo de cáncer de páncreas a lo largo de las últimas 2 décadas y encontraron que a medida que aumentaba el uso de aspirinas, el riesgo de cáncer de páncreas se reducía significativamente.

El equipo del Dr. Risch enfatizó que el estudio no demuestra que la aspirina reduzca  directamente el riesgo bajo y que los participantes pueden no haber recordado con precisión su consumo de aspirinas.

“Se trata de un estudio interesante que sugiere que el uso regular de la aspirina podría reducir la incidencia del cáncer de páncreas en las personas que viven en China”, dijo el Dr. Tony Philip, Oncólogo en el Instituto Oncológico Northwell Health en Lake Success, Nueva York.