Botiquín de emergencias: consejos para armar uno

Botiquín de emergencias: consejos para armar uno

 

Si todavía no hay uno completo, bien armado, con todo lo necesario en la casa, es un buen momento para repasar cómo contar con un set de primeros auxilios.

El común de las personas tiene todo, pero desperdigado en distintos cajones, placares, las curitas por un lado, el alcohol por otro, los analgésicos en un cuarto y el iodo (probablemente vencido) en el fondo de un cajón del baño, tapado por cremas, brochas de afeitar y un montón de frascos vacíos que se guardan por si alguna vez se pueden reutilizar.

¡Atención! Que no sólo lo que contiene es importante. También hay que tener en cuenta que debe estar guardado en un lugar accesible, que todos los habitantes de la casa conozcan.

Con respecto a los más chicos (¡amantes de las curitas!) es importante explicarles que no es un juguete y que no pueden abrirlo por su cuenta.

Tiene que estar en una caja o una valija, mejor si es con el símbolo universal de la cruz roja que indica “primeros auxilios”, y que sea transportable, para en caso de necesidad poder llevarlo hasta donde está quien lo necesite.

También hay que revisarlo periódicamente para controlar que todos los elementos estén en buen estado, listos para usarlos en caso de necesidad.

A continuación les compartimos los elementos necesarios para armar un botiquín.

Qué contiene el botiquín de emergencia

Jabón neutro (blanco): para limpiar heridas.

Alcohol en gel: para desinfectar rápidamente las manos de quien realiza la asistencia.

Termómetro digital: para medir la temperatura corporal.

Guantes descartables de látex: para no contaminar heridas y para seguridad de la persona que asiste a la víctima.

Gasas estériles: para limpiar heridas.

Vendas: para detener hemorragias.

Antisépticos como Iodopovidona y agua oxigenada: para higienizar heridas.

Tijera limpia y desinfectada: para cortar gasas y vendas o la ropa de la víctima.

Cinta adhesiva sanitaria: para fijar gasas o vendajes.

Curitas: para heridas menores.

Solución salina normal (fisiológica): para la higiene de grandes heridas y para lavar y limpiar lesiones oculares.

Alcohol al 70%: para limpiar el instrumental de primeros auxilios.

Medicamentos de venta libre: analgésicos antifebriles

Qué más puede resultar útil

Antiparras: como barrera de protección para enfermedades.

Máscara de reanimación cardiopulmonar con válvula unidireccional: para practicar RCP de forma segura.

Linterna: para revisar al herido, por ejemplo si presenta un cuerpo extraño en la boca.

Pinza larga sin dientes: para sujetar de gasas.

Lápiz y papel: para registrar datos que puedan ser solicitados o indicados por el servicio de emergencias médicas.

Pañuelos grandes: para vendar brazos y piernas.

 

Fuente: La Nación.