Beneficios de practicar Pilates

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

En general, los ejercicios de Pilates están destinados a mejorar la función corporal en fases iniciales de tratamiento de una patología, en fases posteriores de mantenimiento o mejora del estado físico, e incluso a nivel deportivo, previniendo lesiones y mejorando el rendimiento.

Además, es una de las herramientas con la que cuenta el fisioterapeuta para aplicar ejercicio terapéutico en sus pacientes.

Tanto si te planteas probar este método, como si ya eres un fiel practicante, conviene saber cuáles son los beneficios de Pilates: Tiene un efecto directo sobre el sistema neuromuscular, incidiendo en mejorar la consciencia corporal, los patrones de activación muscular, la postura, el equilibrio y la coordinación.

El método pilates gira en torno al trabajo del powerhouse o centro del cuerpo, la consciencia corporal durante el movimiento y el trabajo de la respiración.

Ventajas en varios planos

El entrenamiento de fuerza y flexibilidad sobre el powerhouse resulta tener unos beneficios directos en la musculatura profunda del cuerpo, aquella que sostiene y da fuerza a nuestra columna vertebral. De esta forma, mejora aspectos como mantener una buena posición durante el tiempo de trabajo; ser capaz de aguantar más horas de pie; mejorar el equilibrio en diferentes situaciones; andar de manera más eficiente, fluida y natural; trasladar objetos más pesados con menor esfuerzo, o ser capaz de sostener actividades repetidas durante más tiempo”.

Además, el fortalecimiento y la movilidad de esta zona se relacionan directamente con la prevención de ciertas patologías a nivel de columna, tales como el dolor en la espalda baja, hernias discales o protusiones. 

El trabajo sobre la consciencia corporal ayuda en gran medida al control muscular durante el ejercicio físico, reeducando los movimientos naturales del cuerpo. A través del método Pilates, la persona aprende y reeduca sus movimientos para fortalecer y dar flexibilidad a toda esa musculatura “olvidada” que con el paso del tiempo ha terminado por tener un bajo tono muscular y unos rangos de movimiento muy limitados, provocando per se dolores o molestias alrededor de las diferentes articulaciones del cuerpo.

El trabajo de la respiración es uno de los aspectos que abarca el método Pilates. A pesar de que todo el mundo mantiene una respiración natural para sobrevivir, cuando hablamos de entrenamiento y trabajo sobre esta, no es suficiente con la respiración natural diaria. En este sentido, debemos aprender a coordinar y hacer trabajar la musculatura respiratoria con el movimiento. Así, estaremos realizando una respiración eficiente ante un trabajo muscular específico, lo que, finalmente, permitirá que toda la musculatura trabaje más coordinada, llevando al cuerpo a un entrenamiento más profundo.

CuidatePlus / Farmanuario.