sarampión

Aplican multas por no vacunar a los niños

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

Mientras en Australia el gobierno sanciona económicamente a los padres, en España los Colegios Médicos sancionan a los médicos que desaconsejan la vacunación.

El gobierno australiano ha lanzado, dentro del programa No Jab, No Pay, una medida para luchar contra el movimiento de los antivacunas que consiste en que los padres que no vacunen a sus hijos paguen una multa de forma recurrente.

La iniciativa implica que los progenitores pagarán unos 18 euros de multa por cada niño sin vacunar cada 15 días.

Hasta ahora, los padres cuyos hijos no estaban al día con el calendario de vacunación ya perdían poco más de 467 euros de beneficio tributario familiar al año.

Con esta medida, los padres perderán la misma cantidad de dinero “que servirá como recordatorio frecuente para estos progenitores irresponsables”, ha asegurado el gobierno.

Aquellos que cobren 80 dólares al día o más, tendrán que pagar una multa mayor, según informaron las mismas fuentes.

“La vacunación es la manera más segura de proteger a los niños de enfermedades que se pueden prevenir con la inmunización”, aseguran las autoridades en un comunicado. “Los padres que no lo hacen, están poniendo en riesgo a los niños de otras personas”, añadió.

Este paso del gobierno australiano es parte de un programa dirigido a terminar con los antivacunas, después de que estos se percataran de que el porcentaje de niños de menos de siete años sin vacunar había pasado del 0,23 por ciento en 1999 al 1,77 por ciento en 2014.

En España a su vez, el Colegio de Médicos de Girona (COMG) ha anunciado que sancionará a todos los profesionales sanitarios que desaconsejen la vacunación sistemática. “Las vacunas son la mejor arma que tenemos en la actualidad para luchar contra las enfermedades y su propagación y podemos llegar al punto de inhabilitar al médico que persista en su postura antivacuna” , ha afirmado Josep Vilaplana, su presidente.

En España a su vez, “Los sanitarios que las desaconsejen o que hagan un alarmismo excesivo sobre los posibles efectos secundarios que tienen las vacunas van a ser sancionados. No puede ser que los profesionales metan miedo a la población por este tema cuando los beneficios de las vacunas son altísimos para todos”, ha asegurado. Todos los médicos que disuadan a la población de vacunarse se enfrentarán a diferentes sanciones. “Lo primero que hacemos es la apertura de un expediente administrativo e intentamos que el profesional cambie de postura y que se retracte. En caso de que siga en la misma línea podemos aplicarle una sanción económica y en última instancia la inhabilitación, que puede ser durante unos meses o el tiempo que se estime necesario”, ha puntualizado Vilaplana.

Redacción Médica/Tendencias en Medicina