Alerta de la OMS ante la epidemia de enfermedades de transmisión sexual

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado este balance como resultado de una recogida y análisis de datos que se centran en personas entre 15 y 49 años en todas las regiones del mundo.

Una de las dificultades para ello es que una gran parte de los 376 millones de infectados ignoran que lo están por la ausencia de síntomas o porque estos son leves, lo que no impide que transmitan esas enfermedades a sus parejas sexuales.

Otro aspecto que juega en contra del diagnóstico de estas enfermedades es la vergüenza y el estigma que siguen generando. Las enfermedades transmisibles sexualmente (ETS) están en todos los sitios y son más comunes de lo que pensamos, pero no reciben la suficiente atención y se sigue estigmatizando a la gente que las sufre.

Dermatólogos alertan de un “vertiginoso” aumento de las infecciones sexuales

Los dermatólogos de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) también han alertado del vertiginoso aumento de las infecciones de transmisión sexual (ITS), porque se ha perdido el miedo al VIH y la población ya no usa preservativo.

Desde 2013 las ITS, como sífilis, gonorrea y clamidia, se han incrementado en un 76 %, 67 % y 22 %, respectivamente, en Europa.

Las 4 ITS más comunes 

Los expertos de la OMS consideran que en general el tratamiento de los enfermos y el aspecto de la prevención están descuidados a pesar de que estas patologías pueden causar infertilidad (tanto en hombres como en mujeres), embarazo fuera del útero, el nacimiento de un niño muerto y un riesgo acrecentado de contraer el virus VIH, causante del sida.

De las cuatro principales ITS, la más común es la tricomoniasis, y la única que no es causada por una bacteria, sino por un parásito.

La segunda más frecuente es la clamidia, seguida de la gonorrea y la sífilis.

Esta última es la segunda causa más importante en el nacimiento de bebés muertos  -sólo por detrás de la malaria- debido a que la bacteria atraviesa la placenta.

¿Cómo curarse de una ITS?

Deben recibir tratamiento, que de manera general consiste en la administración de antibióticos, pero para ello se requiere un diagnóstico que en millones de casos no se realiza.

Además, quienes las contraigan deban educarse, conocer los riesgos, someterse a pruebas de diagnóstico y comunicarse con sus parejas para tener relaciones sexuales sanas y consentidas.

Además de las cuatro enfermedades analizadas por la OMS, existen varias enfermedades de transmisión sexual de tipo viral, entre las cuales el herpes, el virus del papiloma humano, la hepatitis B y el VIH son las principales con cientos de millones de casos.

Ante la duda, acudir al dermatólogo

Dos de cada tres clamidias no manifiestan síntomas, por lo que es “vital” que, ante cualquier relación de riesgo, las personas acudan al dermatólogo o su médico de cabecera para poder activar los protocolos y realizar las pruebas pertinentes.

La piel es el órgano que más rápidamente manifiesta el contagio de las ITS y lo hace a través de síntomas genitales y extragenitales, por lo que corresponde parcialmente a los dermatólogos tratar este tipo de infecciones.

En el encuentro de este año, los dermatólogos de la AEDV han coincidido en que es necesario identificar tratamientos alternativos al antibiótico tradicional, ya que el aumento de las ITS y el abuso de los antibióticos han dado lugar a cepas multirresistentes.

 

EFESalud / Tendencias en Medicina.