6 meses de ejercicio pueden revertir el deterioro cognitivo leve

 

El deterioro cognitivo leve se caracteriza por una ligera pérdida de habilidades cognitivas, como la memoria y las habilidades de razonamiento, por las que a una persona le puede resultar difícil recordar cosas, tomar decisiones o concentrarse en tareas.

Una nueva investigación sugiere que podría haber una manera de revertir estos problemas cognitivos relacionados con la edad. Un equipo de investigadores liderados por James A. Blumenthal del Centro Médico de la Universidad de Duke en Durham (EE. UU.) examinaron los efectos del ejercicio regulado en 160 personas de 65 años de edad de media.

Ejercicio, dieta y deterioro cognitivo leve

Los participantes eran sedentarios, tenían factores de riesgo cardiovascular y reportaron síntomas de deterioro cognitivo leve. Los voluntarios siguieron la dieta DASH, que consiste en alimentos altos en fibra y bajos en sodio, como frutas, verduras, nueces, granos y carne magra, así como lácteos bajos en grasa.

Los investigadores dividieron a los participantes en cuatro grupos: solo ejercicio aeróbico, dieta DASH (sin ningún ejercicio), ejercicio y dieta DASH, y otro grupo recibió llamadas educativas relacionadas con la salud exclusivamente.

Los investigadores evaluaron las habilidades de razonamiento y memoria de los participantes al inicio del estudio y seis meses después con pruebas cognitivas, y midieron la aptitud cardiorrespiratoria de los participantes con pruebas de esfuerzo en una cinta andadora. Finalmente, el equipo evaluó la salud cardiovascular de los participantes midiendo su presión arterial, azúcar en la sangre y lípidos.

Los resultados revelaron un aumento promedio de 5 puntos en las habilidades de la función ejecutiva y capacidad cognitiva entre las personas que hacían ejercicio y hacían dieta, en comparación con las que solo hacían ejercicio o solo hacían dieta.

Mejoras en la función ejecutiva

Los resultados son alentadores porque en solo seis meses, al agregar ejercicio regular a sus vidas, las personas que tienen discapacidades cognitivas sin demencia pueden mejorar su capacidad para planificar y completar ciertas tareas cognitivas.

 

Muy Interesante / Farmanuario.