5 maneras de aumentar tu energía sin medicamentos

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

  1. Aprende a frenarte

Sobrecargarte de actividades puede ser tentador y más aún tratar de ejecutarlas todas en el menor tiempo posible, pero eso puede ser contraproducente.

El secreto está no sólo en dividir las tareas sino en espaciarlas a lo largo del día y, si se puede, de la semana.

“En cambio de quemar ‘la vida útil de tu batería’ en dos horas, distribúyela en tareas que puedas hacer en la mañana, en la tarde y en la noche, sin olvidar tomar descansos y comer entre ellas.

Es recomendable introducir en tu rutina diaria actividades que te relajen: desde oír música y leer hasta pasar tiempo con tus amigos.

  1. El secreto puede estar en los ejercicios o en una siesta

Aunque pudiesen estar en los extremos del espectro, hacer ejercicios o tomarse una siesta puede tener efectos mágicos en tus niveles de energía.

No hay nada más reconfortante para el cuerpo y la mente que una siesta corta, de unos 20 o 30 minutos.

Quizás estás pensando que lo último que te provoca hacer cuando estás cansado es ejercicios. ¡Claro! Estás agotado.

Pero, como señala el National Health Service del Reino Unido, el ejercicio regular te hará sentir menos cansado a largo plazo y eso te hará tener más energía.

Una caminata de 15 minutos le dará un impulso a tu energía y los beneficios aumentarán a medida que la actividad física se haga con más frecuencia.

Se recomienda empezar con pequeñas sesiones de ejercicios e ir aumentando su duración con el paso de las semanas y los meses hasta alcanzar el objetivo recomendado de 2,5 horas de ejercicio aérobico de intensidad moderada semanalmente.

Además el ejercicio aumentará inmediatamente los niveles de neurotransmisores, como la dopamina, serotonina, y noradrenalina. Esto incrementa el estado de ánimo y la atención justo después del ejercicio.

  1. No le apuestes a los suplementos

En el mercado hay una gran variedad de suplementos que prometen elevar tus niveles de energía y hasta se autodenominan suplementos “antienvejecimiento”. No hay evidencia de que funcionen y en algunos casos, “los efectos secundarios todavía generan un signo de interrogación”.

Lo que es más, se pueden obtener todas las vitaminas y minerales necesarios en una dieta saludable y balanceada”.

  1. No caigas en la trampa del dulce

Los dulces te darán muchas calorías, pero tu cuerpo tenderá a metabolizarlas rápidamente y puedes terminar sumergiendo azúcar en la sangre y con fatiga.

Mantendrás un nivel de energía más estable si comes proteínas magras y carbohidratos no refinados, como un yogurt con un poco de nueces, pasas y miel. De esa manera, tu cuerpo absorberá la mezcla de carbohidratos y proteínas gradualmente.

También se recomienda no saltarte las comidas para que el cuerpo reciba la nutrición que necesita a lo largo del día.

De hecho, de acuerdo con la institución británica, una buena manera de combatir el cansancio es comer comidas regulares y snacks saludables cada 3 a 4 horas, en lugar de una comida grande con menos frecuencia.

  1. Cuidado con la cafeína

Aunque muchos sentimos su efecto inmediato y no concebimos un día sin él, el café está en la mira de muchos expertos.

De acuerdo con el NHS, el Colegio Real de Psiquiatras (Royal College of Psychiatrists) recomienda que cualquier persona que se sienta cansada elimine la cafeína. La mejor manera de hacerlo es dejar de tomar, gradualmente, bebidas con cafeína durante un período de 3 semanas.

Recuerda que la cafeína no sólo está en el café y el té, sino en bebidas energizantes y gaseosas.

La institución de salud británica también recomienda tomar agua. A veces el cansancio es simplemente porque estás ligeramente deshidratado.

 

BBC Mundo.