5 juegos divertidos para hacer con tu gato

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

Jugar con tu gato es una actividad no solo divertida, sino que, además, es esencial para la salud mental del animal. “Los juegos con el gato son importantes para proporcionar al felino el entorno estimulante que necesita para mantenerse sano y feliz”, concluye un estudio sobre comportamiento felino de la Universidad de Tufts (EE.UU.).

Aquí te compartiremos 5 juegos divertidos para que puedas disfrutar con tu mascota

1. Cajas y, dentro, un premio comestible

Cualquier persona que haya vivido con un gato habrá podido comprobar la fascinación que estos animales tienen por las cajas. Esta atracción se puede utilizar para jugar y estimular la mente del felino. Así, una forma divertida es repartir varias cajas de distintos tamaños en la habitación. Se pueden usar cajas de cereales, de zapatos y hasta algunas de mayor tamaño. Ahora, solo queda esconder algún premio comestible en ellas… ¡e invitar al peludo compañero a encontrarlo!

2. Palos y varitas para jugar con niños

Los juegos de gatos con palos y muñecos colgantes son buenos para los niños, ya que enseñan al felino a jugar, mientras los pies y las manos del pequeño quedan protegidos. Esta es solo una muestra de que niños y animales pueden convertirse en grandes amigos. Además, los gatos pueden enseñar grandes lecciones a los pequeños, entre ellas, a ser más pacientes y respetar otras formas de vida.

Enganchar, con ayuda de una goma elástica, un ratón del gato a una vara o palo puede transformarse en un juguete que compartirán pequeños y felinos de un modo seguro. “Las varitas con muñecos son un buen juguete que pueden compartir niños y gato, ya que enseñamos al felino que lo que caza son juguetes, mientras que las manos y pies de los menores quedan fuera del juego”, explica la Asociación Internacional para el Cuidado del Gato.

3. Bolsas de papel para jugar con el gato

Los juegos y juguetes más queridos y apreciados por los felinos son baratos y gratuitos. Así, una sencilla bolsa de papel puede convertirse en un interminable juego para él. Y para hacerla más atractiva, “podemos poner una pelota en el fondo de la bolsa“, puntualizan los veterinarios de la asociación.

Otra alternativa divertida de juego con gatos es meter esta bolsa de papel dentro de una caja de cartón. ¡El felino podrá saltar al interior de la caja y salir durante el juego!

4. El escondite con el gato

La afición de los gatos por los refugios (cajas, interior de los armarios, etc.) puede venir bien para idear un gran y divertido juego; como los gatos adoran las cajas, se pueden repartir algunas por la habitación y esconder dentro premios comestibles

“¿Dónde está Minnie?” (en lugar de Minnie, ponga el nombre de su mascota) es una buena invitación para empezar el juego. El inteligente felino no tardará en reconocer la pauta de su juego si, al encontrarle, su dueño le ofrece un cariñoso abrazo y le muestra su alegría.

5. Una bola que se mueve

Los juguetes hechos en casa suelen ser muy atractivos y, además, ¡gratuitos!

“Una pelota anudada en una cuerda muy larga es un juguete que atraerá a la mayoría de los felinos, ¡incluso a los más tímidos!”, explica el Grupo de Medicina Felina, especializado en cuidar de la salud de los peludos compañeros.

Eroski Consumer / Portal Salud.