5 consejos para cuidarnos en Navidad

linkedin
wapp-icon
wapp-icon

 

Evitar la comida en Navidad no es sencillo. Según la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española contra la Hipertensión (Seh-Lelha), se estima que durante las fiestas se gana entre tres y cuatro kilos y que, como consecuencia, en los meses siguientes, aumentan las consultas sobre patologías relacionadas con la obesidad, la hipertensión y el riesgo cardiovascular.

¿Qué podemos hacer para no engordar en las fiestas? A través de Seh-Lelha, la Asociación de Cocineros y Reposteros Amateurs de España (Acrame) y su campaña Qué bien se come Navidad, les compartimos 5 eficaces consejos.

El objetivo de esta iniciativa es demostrar que, en Navidad, se puede comer sano sin dejar de comer bien, así como dar unas pautas de alimentación para las personas hipertensas, y población en general, ya que, según la SEH-LESHA, la hipertensión es el primer factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

  1. Evitar no comer el día antes.Tan malo es pecar comiendo mucho como evitar la comida los días anteriores a las grandes celebraciones navideñas. “Podemos restringir un poco la cantidad de comida que tomamos antes de las fiestas pero, si la suprimimos, el impacto de los nutrientes sobre nuestro cuerpo será más brusco. Es recomendable merendar una fruta o un yogurt y no pasar mucho tiempo sin comer para no llegar con hambre a las cenas navideñas.
  2. Servirse en un plato en vez de agarrar la comida con la mano. De esta manera controlaremos mejor lo que consumimos que si picamos.
  3. Masticar despacio. Aunque parezca un consejo obvio y repetido, es importante recordarlo. La sensación de saciedad tarda en llegar al cerebro, por eso, comer despacio evitará que nos hinchemos y además digeriremos mejor los alimentos. Moderarnos con los aperitivos, es recomendable un aperitivo de mariscos, y así evitar las bebidas azucaradas, los embutidos, aceitunas, etc. En cuanto al menú, es recomendable servir pescado en lugar de carne en las cenas, ya que se digiere mejor, y acompañarlo de verduras, evitando las salsas pesadas. De postre, es mejor elegir algo que tenga fruta, ya que luego es probable que consumamos turrones navideños ¡un clásico!.
  4. El alcohol: tu peor enemigo. La clave está en evitar el exceso. Tomarse dos copas de vino no tiene importancia pero si añadimos otras dos cervezas en el aperitivo y acabamos bebiendo champagne.
  5. Hacer una dieta depurativa. El día después de una celebración,  nuestro cuerpo agradecerá un descanso con una dieta ligera. Así también dar paseos durante el día después de las fiestas. Combinar una buena alimentación con actividad física es una pauta constante para disfrutar de una buena salud.

Recordatorio para los hipertensos ¡NO olvidar la medicación durante las fiestas, sobre todo si se van de viaje, porque es más fácil despistarse!.

CuidatePlus / Farmanuario.